Estás aquí: Inicio » Perros sin pelo

Perros sin pelo

Al igual que ocurre con los gatos sphynx, también existen cánidos carentes de vello; en la mayoría de los casos se trata de una mutación de carácter natural y, como ocurre con los felinos, el gen responsable de la calvicie puede ser variable -dominante o recesivo- en función de la raza a la que pertenezca el animal.

Una de las más populares es el perro sin Pelo del Perú, también destacan otras muchas, como el crestado chino, xolo, y una nueva raza de perros, el chihuhua hairless, aún no reconocida como tal por las principales asociaciones caninas.

Como rasgo más significativos de estos cánidos es su ausencia de pelo, lo cual facilita su limpieza, sin ser preciso cepillados o cortes de pelo, como ocurre con el resto de razas caninas; además, se cuenta con la ventaja de que estos animales no desprenden pelos muertos por la vivienda.

Su mantenimiento no ofrece dificultad, no son perros delicados, aunque es necesario cuidar de su piel para que no sufra deterioros, así como controlar la temperatura ambiental, ya que es obvio que no pueden estar en zonas de frío intenso. Pueden salir a pasear, en periodos invernales precisan protección, es decir, ropita especial que les ayudará a mantener su cuerpo caliente. La alimentación ha de ser de elaboración industrial, de gama alta, muy importante para mantener una temperatura corporal óptima. En lo referido a su salud, por lo general son animales longevos, aunque pierden piezas dentales a corta edad, ya que el gen que produce la calvicie también produce esta anomalía. En cuanto a su comportamiento, es variable en función de la raza, si bien, con buenos cuidados y una educación adecuada se adaptan a todo tipo de situaciones y acaban siendo un compañero fiel y noble con su amo.