otitis en perros, otitis canina

Otitis en perros, enfermedad que precisa tratamiento

El problema de la otitis en perros u otitis canina se define como una inflamación del conducto auditivo y de las membranas dentro de él, esta enfermedad se clasifica de acuerdo al nivel del oído que esté afectado, concretamente en otitis externa, otitis media y otitis interna.

La otitis afecta comúnmente a perros que viven en climas templados y tropicales;  existen diversas causas que la provocan, principalmente por la característica del sistema auditivo que posee el cánido, ya que al ser vertical se pueden retener diversos patógenos que causen la inflamación e infección, además, de no ser detectada y tratada a tiempo se puede convertir en una enfermedad de tipo crónica, que llega a causar muchas molestias y dolor al perro.

Casusas de otitis en perros

Como manifesté con anterioridad la otitis en perros se puede clasificar en otitis externa, media e interna.

Otitis canina externa

Entre las causas de una otitis canina externa en perros destacan:

– Causas alérgicas, cuando el perro presenta algún tipo de alergia y ésta sea el único signo presente en él.

– Parasitarias, debido a parásitos como Otodectes cynotis, Demodex y Sarcoptes.

– Seborreicas por acumulación excesiva de cerumen en el pabellón auricular.

– Cuerpos extraños como espigas o semillas, entre otros, si el perro se encuentra en un lugar con vegetación.

Las razas más susceptibles a padecer otitis externa son los que tienen canales auditivos muy estrechos y demasiado largos, en donde crece una gran cantidad de pelo, por ejemplo la raza caniche.

Este tipo de otitis se puede ver complicada por agentes infecciosos como levaduras y bacterias que permanecen en el canal auditivo y hacen casi imposible dar una solución al problema, mientras no se identifique el agente que está causan o complicando el cuadro clínico.

Otitis canina media

La otitis canina media es un tanto más difícil de tratar, la causa principal es una proliferación de bacterias dentro del oído medio del perro por la falta de ventilación y acumulación de desechos (cerumen), bacterias como Staphylococus y levaduras como Malassezia, en donde los perros mayormente afectados serán aquellos que posean orejas caídas y de tamaño grande como los cockers.

Otitis canina interna

La otitis canina interna es la menos común que se puede desarrollar en el perro; no obstante, si se llega a presentar será la más grave de todas, debido a que el sistema nervioso central se encuentra muy cerca de la zona afectada, lo que con facilidad puede verse complicado por inflamación de tipo bacteriano o viral del tejido que se encuentra alrededor de la médula espinal y el cerebro (meningitis).

Factores que predisponen a la enfermedad

Son muchos los factores predisponentes a contraer una otitis en perros, entre los que destacan:

– Entrada d agua en el oído del perro y la consecuente acumulación de humedad.

– Falta de una limpieza adecuada de las orejas, tanto del cerumen como del pelo.

– Presencia de objetos extraños en su interior.

– Lesiones o traumatismo.

– Disminución o aumento de algunas hormonas como la tiroidea.

– Tumores en el interior del oído.

Signos o síntomas en la otitis en perros

En los diferentes tipos de otitis en perros mencionados con anterioridad se pueden observar uno, varios o todos de los siguientes signos:

– El perro se rasca demasiado una o ambas orejas.

– Se frota contra objetos.

– Tiene la cabeza inclinada hacia un lado.

– Se sacude constantemente llegando a caminar en círculos.

– Si el problema es más grave, puede también presentar dolor, inflamación, irritación, costras en la parte interna de la oreja, zonas alopécicas (sin pelo) alrededor de la oreja, aumento de la cantidad de cerumen e incluso pus, olor fétido, respuesta pobre o nula al hablarle (pérdida de audición) y extrema sensibilidad al tocar la oreja o el oído.

Diagnóstico de la otitis canina

Una vez que se ha detectado algún signo o síntoma de los anteriormente indicados, se puede sospechar de la presencia de una otitis en perros, por lo que es necesario acudir al médico veterinario antes de que el problema se vuelva mayor, si es que aún no es tan grave. El médico veterinario realizará un examen más detallado de los oídos del perro y hace uso de herramientas como un otoscopio para observar mejor el interior del canal auditivo.

En algunas ocasiones puede ser necesaria la tranquilización y anestesia general para que se puedan realizar otros procedimientos fácilmente y evitar molestias al perro, como lavados del oído en los que se visualicen fácilmente estructuras internas con la finalidad de asegurar que se encuentran ilesas. También se requiere de un examen físico minucioso para detectar o, en su caso, descartar otras enfermedades que pudiesen estar presente, en definitiva, asegurar que es simplemente una infección ótica o puedan existir otras causas anexas.

Igualmente el veterinario clínico cuando advierte otitis en perros suele tomar muestras de las secreciones con el fin de poder detectar la causa o agravante del problema, a través de citología y análisis sanguíneos complementarios.

Tratamiento de la otitis en perros

Ante la presencia de una otitis en perros es fundamental tratar la causa primaria, también solucionar o modificar las causas secundarias o los factores predisponentes a contraer la enfermedad, de esa manera se podrán evitar recidivas.

Si se trata de otitis externa, el tratamiento veterinario se realiza en base a la causa principal del problema, por ello es muy importante acudir con el perro a una clínica veterinaria, de esa manera se podrá realizar un diagnóstico certero, al mismo tiempo que el facultativo realizará un lavado del oído para eliminar cualquiera de los agentes causantes. Una vez limpio el conducto recetará limpiadores óticos y medicamentos antibacterianos o antifúngicos, en función de lo que se haya encontrado en los resultados de la citología.

En la otitis media y la interna, en donde existen grandes cantidades de microorganismos, o si la causa es una parasitosis, en la práctica veterinaria se suelen utilizar antiinflamatorios y antibióticos vía sistémica como tratamiento para combatirlos de manera más efectiva.

Otitis en perros, enfermedad canina que precisa tratamiento
Tu opinión importa: Valora el artículo