Estás aquí: Inicio » Salud » Estereotipias en perros, causas y tipos, un problema que precisa atención

Estereotipias en perros, causas y tipos, un problema que precisa atención

Estereotipias en perros
Igor Vetushko/sp.depositphotos.com

Las estereotipias en animales se pueden presentar incluso en nuestras mascotas; perros, gatos, roedores como hámster o chinchillas, conejos y aves, cualquier animal en cautiverio pueden llegar a presentar estos comportamientos anómalos. Las estereotipias en perros suelen ser identificadas como conductas compulsivas o trastornos obsesivos compulsivos (TOC), aunque este último término hace alusión a una patología humana, no indica el mismo desorden en cánidos.

Se puede sospechar de estereotipias en perros en los casos en que así se diagnostican, o cuando se identifican conductas de desplazamientos anómalos, siendo estos patrones de movimientos repetitivos los que se pueden convertir en estereotipias, un ejemplo sería cuando los perros persiguen su cola. Aunque como dueños podemos asumir este tipo de comportamiento como conductas normales o divertidas, cuando estas se presentan, es necesario evaluar las posibles causas de las mismas.

Este tipo de conductas son un indicador de bienestar animal, y su presencia se relaciona con frustraciones o conflictos en los que se encuentra expuestos los perros que la padecen.

Origen de estereotipias en perros

El origen de estereotipias en perros se de debe a diversas causas que exponemos a continuación.

Causas orgánicas: Alimentación, traumatismos, problemas intracraneales, fractura de la cola, lesiones nerviosas, enfermedades parasitarias, víricas o dermatológicas.

Causas no orgánicas: Entre los factores no orgánicos, podemos dividirlas por pobreza ambiental u otros tipos de estrés. Un perro que se encuentre en hacinamiento, con poco espacio, en ambientes poco higiénicos o con exposición constante a sonidos fuertes puede llegar a sufrir comportamientos estereotipados.

Otras situaciones en conflicto que pueden causar las estereotipias en perros son la ansiedad por separación (ya sea por cortos periodos de tiempo o por abandono), cuando se encuentran en situaciones de conflicto donde se les obliga a realizar determinada actividad que se contrapone a su comportamiento normal, falta de actividades físicas, frustrar un comportamiento normal o privarlos de cortos estimulo (aislamiento) o castigos indiscriminados.

Debido a que son múltiples los factores que pueden causar estereotipias en perros, es recomendable consultar con un médico veterinario y que este sea el encargado en identificarlas.

Tipos de estereotipias en perros

Las estereotipias más comunes en perros, incluyen:

Perseguir y morder su cola

Es un comportamiento bastante usual, incluso parece gracioso, pero hay perros que llegan a producirse lesiones serias.

Cazar moscas

Se denomina de esta manera a la conducta de un perro que se queda inmóvil, observando un punto fijo en la pared o en el espacio, y que luego se moviliza intentando atrapar algo en el aire. Normalmente, no hay ningún animal que pueda llamar su atención.

Lamidos excesivos

Consiste en el comportamiento de lamido compulsivo, focalizado siempre en un mismo punto, que puede ser alguna extremidad, la cola o un flanco del cuerpo. Este comportamiento repetitivo puede causar lesiones, producir una dermatitis, heridas y ulceraciones.

Desplazamientos de perro enjaulado

Similar al comportamiento de algunos felinos con estereotipias, el perro realiza el mismo recorrido como si estuviera encerrado en el interior de una jaula. Por lo general, acompaña este tipo de comportamiento con un ladrido.

Agresiones

Por lo general, es el tipo de estereotipia en perros más difíciles de diagnósticar, sobre todo, porque los propietarios no pueden identificarlos como comportamientos anómalos. Son comportamientos repetitivos que consisten en agredirse a sí mismo, mordiendo alguna parte de su cuerpo (cola o extremidades), también pueden dirigir las agresiones a objetos como su plato de comida, cojines o las esquinas de un mueble o estante.

Tratamientos

Para tratar una estereotipia, en líneas generales, es necesario identificar la causa, y que esta evaluación debe realizarse por un profesional capacitado.

En perros no difiere mucho de lo anterior, ante todo, es necesario identificar la razón de la estereotipia, si proviene de una causa orgánica o no orgánica, y a partir de ello se puede comenzar a tratarla.

En los supuestos de estereotipia por causas orgánicas, por regla general, suele tratarse con fármacos prescritos por veterinarios. Si la causa es no orgánica, es buena medida, a juicio de expertos, empezar por enriquecer y mejorar el ambiente en el que se encuentra el perro y disminuir los factores de estrés. Si la razón no es ambiental, sino por una manipulación incorrecta, es responsabilidad de los dueños asumir nuevas conductas positivas que beneficien el bienestar animal.