Envenenamiento en perros y tóxicos más frecuentes

Envenenamiento en perros, tóxico frecuente
El envenenamiento en perros es motivo frecuente de consulta en la medicina de pequeños animales. Representa una emergencia cuyo manejo puede comenzar desde el hogar bajo asistencia veterinaria.

En el envenenamiento en perros cada segundo cuenta para garantizar una resolución exitosa y un pronóstico favorable. Veamos los tóxicos más frecuentes y su manejo clínico.

Intoxicación y sustancia tóxica

La intoxicación o envenenamiento en perros y en cualquier animal susceptible representa una reacción del organismo ante una sustancia considerada tóxica.

En líneas generales, muchas sustancias -con sus propiedades físicas, químicas o biológicas- tienen el potencial de causar intoxicación. Nos referimos a “potencial” porque la condición de toxicidad depende de muchos factores como: la cantidad o dosis involucrada, el estado del animal, el tiempo de exposición al tóxico, la vía de ingreso al organismo, entre otros.

Pasos críticos en el manejo de la intoxicación

Puede comprenderse entonces que, para que un animal sufra intoxicación, es necesario algo más que la sola presencia del producto en cuestión.

Dentro de los factores mencionados, el tiempo transcurrido desde la ingestión o absorción del tóxico, es sin duda un elemento crítico para el manejo del envenenamiento en perros y demás especies susceptibles. En muchas ocasiones el veterinario puede comenzar la atención del cuadro mediante asesoramiento telefónico. La inducción al vómito o el lavado profuso de la superficie afectada -con productos adecuados- se encuentran dentro de las primeras maniobras que pueden ayudar y hasta definir el pronóstico del animal.

Estabilizar al animal es la primera consideración en el manejo clínico de cualquier caso de envenenamiento. Al mismo tiempo, resulta crítico detener la absorción y distribución de la sustancia tóxica así como facilitar su completa eliminación del organismo.

Existen diferentes sustancias que pueden causar envenenamiento en perros en mayor o menor grado. Mencionaremos las más habituales.

Causas de envenenamiento en perros

Dentro de las causas de envenenamiento en perros se pueden citar: la ingesta o absorción de fármacos de distintas categorías como antiinflamatorios o antiparasitarios externos; el consumo de sustancias en descomposición, principalmente los residuos domiciliarios, por último la intoxicación por chocolate y el consumo de plaguicidas. Veamos en detalle.

Intoxicación por ingesta de fármacos

Existen distintos fármacos que pueden provocar un cuadro de envenenamiento en perros. Esto ocurre muchas veces debido al uso indiscriminado del medicamento o a su aplicación sin prescripción ni asesoramiento profesional.

Antiinflamatorios

Entre los fármacos que más se describen se encuentran aquellos antiinflamatorios no esteroideos que son de uso común en medicina humana pero no así en animales: paracetamol, ibuprofeno, ácido acetil salicílico, etc.

El envenenamiento en perros se produce por metabolismo insuficiente y se caracteriza por vómitos -muchas veces con sangre-, anorexia, depresión, así como anemia o enfermedad hepática y renal en casos crónicos.

Antiparasitarios externos

Los antiparasitarios externos utilizados de forma no controlada -en cuanto a dosis, forma de aplicación o edad del animal- son también motivo frecuente de envenenamiento en perros. La intoxicación puede ocurrir por absorción cutánea del producto, ingestión por lamido del manto o consumo accidental.

Los productos mayormente involucrados se presentan en forma de pipetas, collares para pulgas, espráis, aerosoles o champús. Estos productos contienen activos -como imidacloprid, piretrinas, piretroides y diversos organofosforados- que aplicados de manera inadecuada pueden provocar cuadros severos de intoxicación.

Entre los signos de envenenamiento en perros por mal uso de antiparasitarios se observan vómitos, diarrea, depresión, salivación profusa, así como reacciones inflamatorias en piel que pueden complicarse con shock anafiláctico.

Intoxicación por ingesta de basura

La ingestión de residuos domiciliarios es algo común en animales domésticos. La intoxicación se produce debido a la liberación de toxinas bacterianas en el intestino, lo que lleva a dolor abdominal y cuadros digestivos complicados.

Entre los signos se observan vómitos, diarrea, deshidratación, signos neurológicos y shock endotóxico.

Envenenamiento en perros por consumo de chocolate

La advertencia por parte de los veterinarios en cuanto al consumo de dulces y chocolates en perros sin duda no es una exageración.

El chocolate posee teobromina, un componente que pertenece al grupo de las metilxantinas y que es capaz de causar envenenamiento en perros es dosis pequeñas.

Además del cuadro de pancreatitis debido a su composición en grasas, la intoxicación por chocolate produce vómitos, diarrea, disfunción cardíaca, y puede llegar a convulsiones, coma y muerte.

Intoxicación por consumo de plaguicidas

Por último, los productos  utilizados para combatir plagas de plantas o animales pueden provocar severos cuadros de envenenamiento en perros cuando son ingeridos. Dentro de los más habituales se encuentran los productos para el control de ratas y los molusquicidas, entre los que se destaca el metaldehído.

La ingesta de estos productos ocurre en forma directa, así como indirecta por consumo de roedores o caracoles envenenados. El animal afectado puede presentar vómitos, diarrea, salivación profusa, dificultad respiratoria, incoordinación, convulsiones y muerte.

La gravedad del cuadro debe alertarnos sin duda sobre el uso responsable de cualquier plaguicida o pesticida dentro del hogar.