Salud perros

© Dmitry Naumov – Fotolia.com

Si hemos decidido adoptar un perro como mascota, debemos tener presente que se trata de un ser vivo y como tal va a requerir ciertos cuidados relacionados con su salud, son imprescindibles para prevenir muchas enfermedades caninas, algunas mortales para los canes.

La alimentación es un factor importante para el cuidado y salud del perro, pues si le suministramos una buena comida, es decir, que cuente con los nutrientes que en cada momento precise el perro, sin duda aumentaremos su calidad de vida y se podrán prever muchas enfermedades relacionadas con una dieta deficiente. Quizás por ello, la mayoría de veterinarios y otras especialistas del sector aconsejan una alimentación comercial balanceada, la cual cuenta con aportes nutricionales que el can precisa en cada etapa de su vida.

La industria ha innovado mucho al respecto y ofrece gran cantidad de productos que benefician la salud del cánido: alimento seco, enlatado o semihúmedo; sin olvidar las diferentes gamas: alta, media o baja, en función de la calidad de los ingredientes que componen el producto.

La limpieza, tanto corporal como de su entorno es fundamental, pues unas buenas medidas profilácticas ayudaran a evitar muchas infecciones en el perro. Nuevamente la industria juega un papel importante, obsérvese la multitud de productos que existen en el mercado: champú especial perros, cremas, desodorantes, peines especiales para el cepillado, productos para la higiene dental, spray antiséptico…

Nuestro mejor aliado, en cuanto a salud del perro se refiere, es el veterinario, pues es el profesional cualificado para realizar las correspondientes revisiones periódicas de nuestro can. Conviene elegir una clínica veterinaria cercana a nuestro domicilio; en primer lugar, por comodidad, tanto para el perro como para su amo; en segundo lugar, para el caso de que en un futuro tuviésemos que ingresar de urgencia al animal.

El veterinario nos asesorará sobre las desparasitaciones que el perro va a requerir todos los años, de esa manera prevenimos infecciones por parásitos internos: gusanos redondos (nematodos) o los denominados gusanos planos (tenias). Existen también los protozoos, es decir, organismos unicelulares, como las giardias o tricomonas. Hoy en día se ha avanzado positivamente para la elaboración de fármacos que eliminan todos estos parásitos en el perro.

El facultativo en medicina veterinaria llevará un programa de vacunación, que inmunizará al perro frente a las principales enfermedades caninas: moquillo, parvovirosis, hepatitis, parainfluenza, leptospirosis o la rabia. Es obvio que la prevención y la prudencia son los mejores aliados para tener un perro sano y feliz.

Finalmente si pretendemos que nuestro can se mantenga en forma, será necesario dedicarle unas horas para que realice ejercicio físico; a los perros les encanta correr y jugar, por eso, la motivación al juego desde pequeño es un factor importante para su salud y no cabe duda que estará mejor socializado.