yorkshire terrier o yorkie

© Dixi_ – Fotolia.com

Ocupa un lugar de excelencia dentro de las conocidas como razas de compañía. Su pequeño cuerpo y su aspecto noble y simpático lo han hecho muy codiciado en buena parte del planeta. A pesar de su aspecto, el yorkshire terrier o yorkie tiene la genética propia de los terriers, de carácter y personalidad fuerte.

La historia del yorkshire terrier es muy rica y se remonta a los siglos XVIII Y XIX en las islas británicas. Fue en el mismo pueblo minero de Yorkshire en Inglaterra donde este perro se convirtió en todo un “héroe” en el combate contra plagas de ratas, ratones y hurones, que asolaban las galerías y eran la principal fuente de transmisión de enfermedades.

Fue desarrollando esta labor que dejó claro su carácter valiente y aguerrido, además de fiel al hombre. Se cree que fue una compañía inseparable de los trabajadores escoceses que emigraron a Inglaterra en aquellos siglos.

En cuanto a las combinaciones que dieron lugar a los yorkshire terrier, no se tiene certezas absolutas, sólo el hecho de que se usaron antiguos terrier ya extintos , y quizá bichones malteses.

Es reconocido por su tamaño miniatura o toy y por su brillante pelaje que cubre su cuerpo. Dicho pelo es un rasgo característico del yorkie, por su extensión y sedosidad.

A pesar de su tamaño, el cuerpo es proporcionado y vigoroso, sin que tenga una talla a la cruz “oficial” establecida para la raza. Las patas son cortas pero acordes con el cuerpo; su mirada es atenta y viva, el hocico es pequeño y fino.

¿Cómo es la personalidad y el carácter del yorkie?

Su carácter destaca por la vitalidad y la alegría; la energía que posee lo hacen muy activo, hasta llegar a ser testarudo en algunas ocasiones. La fidelidad a sus dueños es uno de sus rasgos de identidad. Tiene un cariño superlativo a su familia y puede ser un poco ruidoso al intentar hacerse entender. Su nivel de sociabilidad es alto con niños, ancianos y con otras razas de perros, incluso con otras especies.

Salud y cuidados del yorkshire

Se trata de una raza muy resistente a las enfermedades, en general es muy sana; puede sufrir alguna afección articular o bucal; su longevidad es alta, llegando a superar los 15 años.

Es importante no criarlo con excesiva protección, ya que puede adquirir comportamientos ajenos a su raza.

Mantenimiento

Características del manto. Cuidados del pelo

El manto del yorkshire terrier es liso, fino, sedoso y largo, con mucha caída. El color del manto es negro al nacer los cachorros, pero a medida que se hacen adultos va cogiendo matices de un marrón rojizo o dorado en la cabeza y antracita , azul o acero en el cuerpo.

El cepillado diario puede evitar muchos problemas en su tupida cabellera. El corte de pelo será necesario en los yorkshire, debido a su excesivo largo, que puede llegar al suelo. Pasarle el peine con bastante frecuencia también será conveniente con el fin de evitar anudados.

El cepillado diario se realizará con suavidad para no romper el pelo, un baño cada 10 o 15 días será suficiente para que el pelo se vea limpio y saludable, también es recomendable aplicar aceites, mascarillas o productos especiales que ayuden a proteger el manto, darle elasticidad y brillo, así mismo se han de evitar la generación de nudos en el pelaje. Es aconsejable recoger los mechones de la cabeza, bigotes y barba con papelillos o bigudíes para protegerlos.

Arreglos para exposición

Se efectuará un baño para eliminar la suciedad, cualquier resto de aceite u otros productos de mantenimiento. Se cepilla el pelo y se coloca el top-knot, moño muy preciado en esta raza de perros.

Clasificación según FCI

Grupo 3, Sección 4, Terriers de compañía.

Otros nombres

Yorkie, Yorr.

Vídeo del yorkshire terrie

Perro raza Yorkshire Terrier
Tu opinión importa: Valora el artículo