Perros: skye terrier

Chris Phutully/(CC BY 2.0)

Características y descripción. Sus orígenes

El skye terrier es una raza oriunda de Gran Bretaña, se trata de un perro con muchos años de antigüedad, aunque en la actualidad la raza está poco extendida, ya que no existen muchos criadores que trabajen en la cría y selección de estos cánidos.

Entre sus características destacan el ser un perro alargado, con extremidades cortas. Su cabeza es robusta y alargada, cuentan con un stop moderado y un hocico fuerte; los ojos son de proporciones medianas, coloración oscura-amarronada y muy expresivos,  la trufa es de coloración oscura. Sus orejas permanecen erguidas, con flecos y de dimensiones pequeñas, aunque se admite una variedad que presenta orejas caídas, un poco más grandes que las anteriores y colocadas en posición frontal. La cola está recubierta de flecos.

Estos terriers poseen una capa de pelo largo, sin rizos; también subpelo, el cual es corto en longitud, además se presenta denso, lanoso y suave; igualmente el pelaje de la cabeza es más corto que el resto del cuerpo. La coloración del manto es variada: negra, leonada, grisácea o crema.

El skye terrier ha de medir según su estándar entre 25 a 26 cm de altura, aunque las hembras suelen ser un poco más pequeñas.

Carácter y socialización

Se trata de un perro muy apegado a su amo, con los extraños es más distante y desconfiado, aunque carece de dotes de agresividad, no obstante, puede presentar un comportamiento territorial, incluso ser incómodo para otros perros u otros animales de compañía. Una buena terapia, buen adiestramiento, con educación firme, y una socialización a corta edad ayuda solucionar problemas de tipo comportamental.

Cuidados y mantenimiento

El manto del skye terrier es liso, largo y caprino, llega hasta el suelo, por esa razón se debe revisar exhaustivamente su pelaje al menos una vez al mes. Cepillados semanales y alguna visita al peluquero canino es importante para preservar su largo pelo en optimas condiciones.

– Arreglos para exposición

Generalmente se cepilla todo el manto y se peina hasta el suelo con raya a la mitad; con tijeras se debe redondear los pies, además de recortar las puntas que pudiesen sobresalir.

Es importante paseos diarios, sobre todo para que pueda ejercitarse, aunque no es recomendable demasiados esfuerzos físicos, principalmente por las reducciones anatómicas presentes en la morfología del skye.

Salud del skye terrier

El skye terrier puede presentar ciertos problemas relacionado con enfermedades óseas, es importante un control veterinario para prevenir patologías en el animal, al mismo tiempo que lleve un programa de vacunas y desparasitación adecuado.

Clasificación según FCI

La Federación Cinológica Internacional clasifica a esta raza de perros en el Grupo 3: Terriers; Sección 2: Terriers de talla pequeña. La raza fue reconocida en 1954 y su estándar de raza se publico oficialmente con fecha de 13 de octubre del año 2010.

Perro raza skye terrier
Tu opinión importa: Valora el artículo