Scottish terrier, terrier escocés o Aberdeen terrier

© Paradais Sphynx
Scottish terrier

Características y descripción. Sus orígenes

El scottish terrier es el terrier más genuino de todos los que han tenido como cuna a Escocia; procede de Aberdeen. Desde su mismo origen en el siglo XVIII fue el favorito de la nobleza escocesa ya que se utilizaba exclusivamente para la caza de lo que ese momento se consideraban alimañas, tales como zorros, tejones, nutrias y conejos. Este trabajo ha demostrado la valentía y la dureza de esta raza.

Es una raza de las consideradas pequeñas, no superando nunca los 30 cm de cruz, pero su tamaño no es concordante con su fortaleza, robustez y rudeza. Además, es altamente activo y ágil. Está dotado de una doble cabellera resistente, densa y con textura de alambre. Es un perro que derrocha energía e hiperactividad por lo que siempre exige estar ocupado.

Su historia como perro de raza no está lo suficientemente documentada, por lo que es difícil saber a ciencia cierta los antepasados del scottish terrier, aunque no cabe duda de que es una raza de perros muy antigua creada, como manifestamos con anterioridad, para la caza de pequeños mamíferos de madriguera. Sí existe constancia de que al año siguiente de fundarse el Club Scottish Terrier allá por el año 1882 se creó el primer estándar que caracteriza a esta raza; uno de los criadores que participaron activamente en la cría y selección del terrier escocés fue el Capitán Gordon Muray.

Este pequeño perro es conocido en tono cariñoso por sus aficionados como Scottie. Su medida a la cruz alcanza una longitud de 25 a 28 cm y el peso según estándar debe oscilar entre 8.5 a 10.5 Kg; se trata de un perro valiente, poderoso y muy activo. El cuerpo es alargado, patas cortas, aunque presentar osamenta y musculatura fuerte, la cola de tamaño medio, en posición vertical o un poco inclinada, más gruesa en su base y adelgazándose hasta llegar a su extremo final . Destaca su hocico extremadamente alargado y vigoroso,  su cuello es  fuerte, también un poco alargado. Esta raza de perros presenta un stop moderado, dientes grandes con mordedura en tijera y la trufa debe ser de coloración oscura. Sus orejas permanecen erguidas, puntiagudas y de tamaño pequeño; los ojos tipo almendrado, color castaño, bastante separados uno del otro. El color admitido es el negro, sal y pimienta o la coloración trigo, el color blanco está penalizado en exposiciones caninas.

Carácter y socialización del Scottish terrier

Es un perro sociable con la familia, también admite la compañía de otras mascotas, aunque con extraños puede mantenerse alerta y con dotes de protección de su territorio; en líneas generales ha de considerarse un animal no agresivo, aunque un poco reservado e independiente. Precisa una socialización y adiestramiento desde cachorro, de lo contrario, debido a su instinto cazador puede dar problemas de comportamientos como desobediencia, ser demasiado terco o incluso un poco trasto y travieso con los enseres de la vivienda. Aunque todo lo lo anterior se compensa al tratarse de un animal que cuenta con muchas virtudes en lo que a rasgos de personalidad se refiere: es muy alegre y juguetón, fiel, observador e inteligente, lo que le permite aprender con rapidez en la crianza.

Cuidados y mantenimiento

Al tratarse de un perro activo, precisa paseos diarios para que pueda ejercitarse y liberar energía, en definitiva,  mantener un estado físico saludable, igualmente es importante el contacto humano sobre todo si se tiene en cuenta que son animales un poco independientes, ayudará a una mejor socialización del cánido.

Como la mayoría de terriers el manto requiere ciertos cuidados especiales, ya que estos cánidos se caracterizan en tener un manto muy duro, recto e hirsuto, con un abundante entrepelo que a su vez es suave y recto. La peluquería del scottish terrier es muy similar a la de otros terriers, como el schnauzer, con la diferencia que en el scottish el faldón se deja largo, hasta casi el suelo, con independencia que va a precisar ciertos cuidados de peluquería al menos dos veces al año, es necesario un cepillado cada tres o cuatro días, y algún baño no  muy frecuente, de esa manera podrá preservar su pelaje en buenas condiciones

Arreglo para exposición

Se le realizara el clipperwork (esquilado) en cabeza, abdomen y garganta, en el resto de cuerpo se trabaja el stripping.

El esquilado suele efectuarse 4 o 5 días antes de la exposición, normalmente se unificara las zonas entre el esquilado y el stripping con unas tijeras de esculpir. Dos meses antes de la exposición los expertos suelen hacer stripping por la línea dorsal, bajando por los flancos hasta los hombros, glúteos y parte superior de la cola. Se repite el stripping pasadas 5 o 6 semanas pero esta vez solo arrancando el entrepelo que ya tendrá una longitud de 2 cm.

Salud

Se le asocia con dos enfermedades genéticas, concretamente la enfermedad de von Willebrand (EvW) y la patología ósea que afecta a los huesos de la cabeza denominada osteopatía craneomandibular; puede también verse afectado por otros tipos de dolencia más generales, como parásitos, cataratas, calambres por su intensa hiperactividad. Es recomendable revisiones periódicas con el veterinario de elección si queremos que el animal se encuentre en un estado saludable y para la prevención de enfermedades que son propensas en estos animales. Su longevidad está en el rango entre 12 y 15 años.

Precio del Scottish terrier

Como cualquier perro de raza, el precio de venta de un Scottish terrier es variable en función de las características que posea el cánido, los de crianza y exposición tienen un coste en el mercado más elevado, un buen ejemplar se puede adquirir a partir de mil doscientos euros, no obstante los que se destinan a animal doméstico o compañía son más económicos ya que el precio es mucho más inferior, de hecho la media oscila a partir de los cuatrocientos euros.

Clasificación según FCI

El Scottish terrier está englobado en el Grupo tres: Terriers; Sección dos: Terriers de talla pequeña, y por el momento no se precisan pruebas de trabajo. El estándar oficial válido fue publicado con fecha de 13 de octubre del año 2010.

Vídeo del terrier escocés