Russkiy toy (pequeño perro ruso), una raza de juguete

Russkiy toy, pequeño perro ruso
Russkiy toy, pequeño perro ruso

Se trata de una raza de origen Rusa y relativamente nueva, que surgió a partir de los años 50 en un intento de restablecer la raza english toy terrier, la cual había sido muy popular en Rusia pero sufrió una disminución alarmante. Como quiera que el estándar se alejaba considerablemente del english toy terrier, los criadores comenzaron a crear las características propias que debería reunir el can, de esa manera se originó el russkiy toy, también denominado “pequeño perro ruso”, destacando la variedad de pelo largo por sus atractivos flecos en orejas y extremidades.

El russkiy toy o pequeño perro ruso es un animal de compañía para toda la familia. Vivaz, simpático y temerario, este pequeño alegrará tus días y te sorprenderá con una valentía atípica para su tamaño tan reducido.

Características físicas del russkiy toy

Como todo perro toy, es extremadamente pequeño. Su altura hasta la cruz apenas sobrepasa los 20 cm como mínimo y nunca llega a los 30 cm. Su peso promedio es de apenas 3 kg y en exposiciones caninas se prefieren pesos que oscilen en 2,5 kg. Presenta un cuerpo que en largo mantiene las mismas proporciones que la altura a la cruz, se describe como elegante, con osamenta fina y patas alargadas. Tanto machos y hembras suelen guardar las mismas proporciones. La cabeza es pequeña con un asombroso stop y ojos en forma redondeados, bastante grandes. Su espalda es recta pero la grupa se presenta ligeramente inclinada.

La cola del russkiy toy tiene forma de cimitarra y es de inserción alta. Aún existe la práctica de cortarle la cola de modo tal que le queden de dos a tres vértebras, pero en muchos países esto está prohibido.

Existen dos tipos del pequeño perro ruso; uno de ellos es de pelo largo y otro de pelo corto. El primero cuenta con un manto de entre 3 y 5 cm de largo. Es un pelo lacio o apenas ondeado. Presenta flecos en las patas y en la cola, mientras que el pelo más grueso se encuentra detrás de sus orejas, las cuales también lucen flecos. En cambio, los russkiy toy de pelo corto tienen un pelaje brillante y adherido al cuerpo. No hay en ellos presencia de subpelo. La coloración es variable, alternando rojo/fuego, marrón/fuego, azul/fuego, incluso coloraciones tipo rojo/negro, lila y rojo, crema…

Personalidad del pequeño perro ruso

El pequeño perro ruso requiere de compañía todo el día y de muchas actividades para incentivarlo. Disfruta muchos de las caminatas y de los juegos. No es un perro faldero al que le guste quedarse quieto en un sofá. Su familia debe ser tan energética como él para seguirle el ritmo.

Es un perro ideal para convivir con niños. Sin embargo, su tamaño tan pequeño lo hace propenso a ser lastimado de forma accidental por los más pequeños. De ahí que los niños que vivan con un russkiy toy deben tener una edad considerable y haber sido educados bajo el lema de que las mascotas no son juguetes.

En lo demás es vivaz y muy divertido, elegante y muy apegado a su dueño.

Peligros que acechan al pequeño perro ruso

Como cualquier mascotas es necesario tener precaución con ciertos enseres de la vivienda: claveado eléctrico, las alturas, medicación o productos tóxicos que no deben estar a su alcance.

Hay otros peligros que se ciernen sobre el russkiy toy. Uno de ellos está relacionado con su tamaño, mientras que el otro responde directamente a su grado de confianza hacia los extraños.

Un perro tan chico es una golosina muy fácil de atrapar por parte de los depredadores, tanto aéreos como terrestres. No es necesario que vivas en un lugar frecuentado por los zorros y los halcones para que tu russkiy toy se encuentre amenazado, ya que una simple lechuza puede convertirlo en su cena. Por ello tendremos que tenerlo muy bien vigilado cuando se encuentre al aire libre.

El otro peligro es su simpatía. Si nos descuidamos. El rusito podría perderse, o ser robado, al irse muy contento detrás de un extraño que le ha hecho fiestas.

Cuidados que requiere el russkiy toy

El russkiy toy es un perro muy entrenable. Una sesión con él como discípulo es por demás disfrutable. Sin embargo, hay errores en los que podemos incurrir si no conocemos la forma correcta de adiestrarlo. En primer lugar, debe ser incentivado y premiado con alguna golosina apta para canes cada vez que logre algo. Pero lo más importante es que debe creer que lo que hace es por su voluntad, no por nuestro capricho. De modo que tendremos que evitar la repetición y buscar la forma de que se sienta desafiado. La socialización en edad de cachorro cobra especial relevancia para un correcto adiestramiento.

Como cualquier perro de dimensiones reducidas, el pequeño perro ruso deberá alimentarse de un pienso especial para perros pequeños. Un control de su salud por parte del veterinario también forma parte de su mantenimiento, así como una correcta higiene y cepillados semanales, especialmente los de pelo largo.

Clasificación o estándar

Siguiendo con los criterios de la FCI, su estándar oficial fue aprobado en el 2017, clasificándolo en el grupo 9 que abarca a los perros de compañía. Otras denominaciones que recibe: russian toy, petit chien russe y russischer toy.