Pomerania

depositphotos.com © AlienCat

Esta dentro de los considerados “perros miniatura” y forman parte de la familia de los Spitz. Son oriundos de la Europa Escandinava, más precisamente de la misma región de Pomerania. Ha sido un perro compañero de distintas etnias que habitaron la zona, entre ellos los celtas, eslavos, polacos y daneses.

Cuando llegaron a Europa, los Pomerania tenían mayor peso y tamaño; el trabajo selectivo de los criadores ha hecho que disminuya su tamaño, mejore su pelaje, y se adapten a la vida urbana. Los ascendentes de este cánido tenían la fortaleza física y el tamaño de los perros de climas fríos, por lo que los experimentos genéticos han sido la causa de dicho cambio fisonómico.

A pesar de su antigüedad, el Pomerania no se conoció como raza moderna hasta el siglo XIX.

Se trata de una de las razas de perros más pequeñas que existen, con un peso que como máximo puede alcanzar los 3,2 kilos. Su aspecto craneal y el hocico lo acercan a la fisonomía de un zorro. Tanto las orejas como la cola están dispuestas en ascenso; las orejas más rígidas y la cola más flexible, pero inclinada hacia el lomo.

En cuanto al pelaje, esta raza cuenta con dos capas: la superior, más larga y lacia que la inferior, que se caracteriza por su suavidad.

Los criadores se centran en sus puntos fuertes a la hora de educarlos; que tengan un físico proporcionado y que desarrollen todos los sentidos que le permitan desempeñar sus funciones de “perro alarma”.

¿Cómo es su personalidad y su carácter?

La actividad y la inteligencia del Pomerania no son directamente proporcionales con su tamaño. Se trata de un perro versátil y de buena adaptación tanto para el campo como para la ciudad.

A pesar de su lealtad, la relación de este can con los niños puede no ser la mejor; no es muy tolerante con el estilo de juego típico infantil, ya que por su pequeño tamaño se puede sentir maltratado y morder.

Esta raza requerirá una educación dedicada, por un lado para adiestrarlo como alarma y evitar constantes ladridos, y por otro, para que su fuerte carácter no se canalice como desconfianza hacia los extraños. Suele tener a un miembro preferido dentro de la familia, de hecho, la independencia y soledad no deben extrañar.

¿Cómo es su salud?

Teniendo en cuenta su tamaño y la fragilidad de sus huesos, se debe controlar a este pequeño perro Lulú cuando juega con otros perros de raza mayor, para evitar grandes lesiones. A pesar de ser canes saludables y longevos, suelen presentar problemas de luxaciones de rótula, colapso de tráquea, conducto arterioso persistente o dermatitis. Asimismo, al tratarse de una raza toy, son propensos a tener problemas dentales, por lo que se recomienda un cepillado semanal de los dientes.

Otras denominaciones

Spitz enano, Lulú de Pomerania, Zwergspitz.

Vídeo del Pomerania

Perro raza Pomerania
Tu opinión importa: Valora el artículo