Perro de agua irlandés (Irish wáter spaniel), características y cuidados

Perro de agua irlandés

En esta ocasión te describiremos todo lo que necesitas saber sobre el perro de agua irlandés, el cual es una de las razas más destacadas, saludables, campeonas y codiciadas entre los perros de competencia.

Sabemos que sus características te parecerán impresionantes, así como sus maravillosas cualidades como compañero y fiel amigo para personas de todas las edades.

En efecto, el perro de agua irlandés, o también conocido por su nombre en inglés Irish wáter spaniel, es una raza que se caracteriza por ser perros enérgicos, dinámicos, excelentes cazadores y nadadores, dichas características se deben a que en un principio cuando se originó esta raza en Irlanda, alrededor de 1830, fueron criados como perros de caza de aves silvestres, tarea que realizaban muy bien gracias a su cuerpo robusto, capacidad para nadar, gran vista y olfato.

Cabe destacar que el perro de agua irlandés a pesar de ser un gran compañero de caza también puede ser un gran miembro de la familia, ya que son perros inteligentes, activos, juguetones, amistosos y protectores. Sin embargo, su gran energía requiere de una familia activa, dispuesta a dedicarle tiempo para socializar, jugar y entrenar, ya que al ser un perro tan activo si no se le estimula lo suficiente se aburre pudiendo convertirse en un perro inquieto, dificultando su entrenamiento.

Historia y generalidades

En la actualidad resulta imposible saber cuál es el origen de este perro que ha logrado cautivar a muchas asociaciones expertas en perros.

Principalmente, todo lo que se ignora de esta raza se debe a la ausencia de registros por parte de los criadores originales, ya que no dejaron informes para las próximas generaciones.

No obstante, basados en su fenotipo, es posible rastrear en parte hasta los Spaniels y el Poodle. También hay algunos rasgos que lo asocian con el perro de agua portugués.

Ahora bien, todo lo que se puede afirmar con certeza es que su desarrollo se dio en Irlanda del Norte.

Características anatómicas y físicas del perro de agua irlandés

Dentro de las principales características físicas del irish wáter spaniel o perro de agua irlandés se tiene que son perros elegantes, de contextura robusta, fuertes, erguidos y de estatura de mediana a grande, es el más grande entre los ejemplares de su raza Spaniels, sus medidas oscilan hasta 59 cm en machos y 56 en las hembras.

En lo que respecta a su peso también es variable entre hembras y machos, llegando a los 30 kg en los machos y poco menos de 25 kg en las hembras.

Sus ojos son relativamente pequeños, de color miel. Las orejas son largas y caídas con un hocico largo y puntiagudo. Mientras que su cola es delgada y relativamente corta, aunque fuerte y de gran grosor en la base.

Otra de las características clave de esta raza es la forma de sus patas, tienen patas palmeadas lo que convierte al perro de agua irlandés en un grandioso nadador

Respecto a su esperanza de vida, esta va desde los 10 a 12 años.

Por lo demás, es un perro atlético gracias a su musculatura natural que es consecuencia de su envidiable genética, destacando sus movimientos balanceados, así como su inteligencia.

Pelaje y colores

Este es un perro con un característico e inconfundible pelaje rizado, bastante denso y abundante. Además, los colores estándar son el color marrón o castaño rojizo intenso. Ahora bien, es posible ver otros colores, pero no son el estándar, ya que han perdido consistencia genética.

Personalidad del perro de agua irlandés

Este es un perro que se adapta para todo tipo de amo y en todas las edades. Por esta razón, muchos lo buscan para ser un compañero de personas adultas, mayores, incluso niños. No obstante, se recomienda que tenga un amo atlético porque es un perro que requiere ejercicio físico constante.

Se lleva bastante bien con otros tipos de mascotas, especialmente los gatos, aunque el perro irlandés de agua tiende a ser juguetón y corre desmedidamente cuando está muy emocionado, por lo que se recomienda asociarlo con mascotas igual de activas.

No es recomendable mantener cerca de roedores y mascotas muy pequeñas, porque debido a su hiperactividad e instintos de cazador natural puede ser letal para los animales más pequeños, aunque esto dependerá mucho de cómo lo críen y se socialicen.

Cuidados del perro de agua irlandés

Es un perro bastante exigente tanto por su alimentación, musculatura, salud y pelaje. En esta línea, analizamos varios aspectos que necesitas conocer.

Ejercicio físico

Aunque se lleva muy bien con todas las personas y edades, se recomienda tener un amo activo, deportista y que lo saque regularmente a correr para poder ejercitarse intensamente por ejemplo en un parque.

También, si tienes espacio, puedes tener un circuito de ejercicio en casa que se adapte a sus necesidades.

Generalmente se recomienda entre 1 a 2 horas diarias para correr y divertirse en campo abierto, incluso puede ser en el patio de tu casa, si dispones del mismo, especialmente para que juegue y se ejercite. Además, debido a sus cualidades como perro guardián puedes entrenarlo para esa finalidad.

Alimentación

Su alimentación debe ser balanceada de fácil adquisición en tiendas de animales, estará bien nutrido, al mismo tiempo que fortalece su estructura ósea y articulaciones.

Por día, la ración puede ser entre 100 gr para los cachorros y 400 gr para los adultos o los que están en la etapa juvenil, todo depende del producto que se adquiera en cuestión, en el mismo se especifican la cantidad a suministrar y tomas al día. No obstante, como norma general, se recomienda a razón de dos veces por día (lo cachorros alguna más) y siempre tener agua disponible para tu perro de agua irlandés.

Te en cuenta que una mala alimentación puede ocasionar obesidad en tu perro de agua irlandés, lo que puede a largo plazo desencadenarle problemas de salud a nivel circulatorio y alteraciones metabólicas. Para prevenirlo evita darle sobras de alimentos o golosinas. Por otra parte, la cantidad de alimento que come el perro depende de su tamaño, edad y gasto de energía, consulta dicha cantidad con tu veterinario para conseguir la dieta ideal.

Además, es bueno complementar sus ganas de morder con juguetes que le mantendrán activo y distraído a la vez. De hecho, Si tu perro tiene un poco de sobrepeso es recomendable motivarlo a hacer ejercicio, dando paseos largos o actividades en el agua, él lo disfrutará.

Hábitos de aseo

Se recomiendan baños cada 6 semanas, y utilizar champú natural libre de aditivos sintéticos para que se nutra. Además, puedes aplicar aceites naturales durante el secado para que su pelaje se desarrolle plenamente. En este momento aprovecha para limpiarle las orejas con un algodón y aplicarle algunas gotas de productos que para tal fin existen en el mercado.

Debes peinarlo y quitar el pelo muerto, de esa manera evitas que lo deje en todos los rincones de tu casa. Ten en cuenta que tanto la higiene corporal como ambiental son importantes. Para realizar un cepillado adecuado hay que tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

– Cepillar el pelaje del perro de agua irlandés semanalmente, en época de muda diariamente.

– Encuentra un lugar agradable donde el perro se sienta a gusto, algunos perros pueden resistirse a ser peinados, puedes calmarlo acariciándolo, hablándolo e incluso dándole algunas recompensas.

– Utilizar un cepillo que tenga cerdas largas, separadas y suaves para peinar toda la capa superficial, de esta manera se eliminará la suciedad y ayudará a desenredar los nudos.

– Peinar desde la cabeza, continuando por las orejas, cepillando primero hacia arriba en dirección opuesta a la del crecimiento del pelo y posteriormente hacia abajo.

– Cepillar la parte superior de los pelos y avanzar hacia la capa más cercana a la piel, suavemente para no causar incomodidad en el perro.

– Al finalizar es relevante recompensar a tu noble mascota por su buen comportamiento.

No te olvides de las pulgas y otros parásitos, puedes utilizar fármacos o productos desparasitantes, pero siempre recomendado por un profesional veterinario.

Las uñas deben ser tratadas inicialmente por un experto y cortadas cada 3 meses, pero es importante que tú aprendas a cortarlas, así puedes desarrollar una relación afectiva más estrecha con tu mascota.

Muchas veces se pasa por alto las uñas de los perros como hábito de aseo, quitándole importancia al pensar que ellos las desgastan completamente de forma natural con el roce del suelo, pero a veces eso no ocurre ocasionando un crecimiento de las uñas que les puede causar deformación, mala pisada e incomodidad. Si al caminar notas que suenan sus uñas en el suelo, ese sonido es señal de que están un poco largas, corta las uñas de tu perro con regularidad para evitar daños en sus patas.

Los dientes debes cepillarlos regularmente para evitar el desarrollo de afecciones dentales, la exploración veterinaria también es relevante. Ten en cuenta que la mayoría de los perros suelen tener problemas con la dentadura después de los 2 años, y el perro de agua irlandés no está exento de eso, los daños en la dentadura pueden comenzar con aparición de sarro y avanzar hasta provocarle infección en las encías. Para evitarlo, es importante limpiar al menos 2 veces por semana su dentadura, utilizando un trozo de gasa y frotar sus dientes suavemente evitando así la formación de sarro y mal aliento. Acostumbrarlo desde cachorro a esta limpieza es necesario para que esté familiarizado con el hábito, una vez se haga adulto.

Enfermedades asociadas con el perro de agua irlandés

Al perro de agua irlandés se considera un perro bastante saludable, aunque sí tiene algunas enfermedades genéticas asociadas, las más comunes son:

  • Afecciones oculares, cataratas, astigmatismo.
  • Tiroidesque derivaría en problemas de masa corporal y muscular.
  • Pérdida de la audición e infecciones por mal aseo.
  • Displasia de cadera.
  • Maloclusión dentalque es distrofia de la dentadura o dientes en mala posición.
  • Infecciones de la piel y pérdida del cabello por falta de higiene.

Conclusión

El perro de agua irlandés es sin lugar a dudas una de las mejores compañías que puedas tener tanto por su facilidad para adaptarse a las diferentes edades como por sus características de perro guardián. Como otro tipo de cánido, una buena alimentación, higiene y visita periódica al veterinario son importantes para su salud. Si tomas en cuenta todas estas consideraciones ten por seguro que tendrás un perro sano y feliz.