Labrador retriever

© Dixi_ – Fotolia.com

El Labrador retriever tiene su origen en la isla de Terranova, allá por el siglo XVIII. Se le concibió y utilizó como perro de caza por su gran olfato. Cuando en el siglo XX se lo exportó a Gran Bretaña, se menospreció su valor y se lo utilizó para peleas y como perros cobradores.

Hoy en día se ha consolidado en múltiples funciones, desde custodia y policiales, hasta perro lazarillo, aunque no ha perdido esa utilización como perro cazador de faisanes, patos y otras aves.

Características y descripción

Se lo encuadra dentro de la categoría de perros grandes; su altura a la cruz es de 56 o 57 cm en los machos y 30 -35 en las hembras. Es de físico fuerte, compacto, ancho y de lomo corto. Se caracteriza por tener patas redondeadas en la base, lo que lo convierten en un muy buen nadador.

Las orejas son caídas y la cola se va afinando en su diámetro a medida que va llegando al final. El pelo que lo cubre es corto, denso y áspero; puede ser negro, amarillo o marrón. El labrador chocolate también es muy demandado como animal de compañía.

¿Cómo es su personalidad y su carácter?

El Labrador retriever es un perro tan enérgico como cariñoso cuando sabe que está integrado en una familia. Cuando se siente parte de la misma, la obediencia y la fácil domesticación y adiestramiento es lo más común. Es un perro muy recomendable para los niños ya que le gusta jugar mucho con ellos, sobre todo, en el agua; si se siente sólo puede causar algún destrozo por el estrés que le genera la soledad.

¿Cómo es la salud del Labrador?

Se trata de una raza muy activa, por lo que el espacio y el juego será casi una necesidad para este animal; una casa con jardín resulta ideal. El espacio para el desfogue del Labrador Retriever es un factor determinante para su bienestar, tanto físico como mental. Además se evita la obesidad a la que tiende la raza. En este sentido es conveniente evitar que el perro se aburra, ya que puede adquirir una conducta destructiva.

El cepillado es necesario para quitar el pelo muerto y mantenerlo saludable; el cepillado debe ser frecuente, sobre todo en época de muda.

Puede sufrir displasia de cadera y codos, el deterioro progresivo de retina y la epilepsia. Es aconsejable revisones veterinarias para descartar estas anomalías.

Clasifiación según FCI

Grupo 8, sección 1, Perros Cobradores de Caza.

Otras denominaciones

Perro de Saint Jones.

Características del perro raza Labrador Retriever
Tu opinión importa: Valora el artículo