Husky siberiano

Foto: Jeffrey Beall, Licencia: Creative Commons

De deslumbrante belleza, combinando bajo un solo manto un can con no pocos rasgos de lobo, el husky siberiano ha ocupado desde finales del siglo XX los puestos más elevados en los rankings de los perros más reclamados de casi todo el mundo.

Originario de la Siberia más fría, del norte de Canadá y Alaska, el husky siberiano se ha convertido, a pesar de su carácter propio de los perros nórdicos, en un compañero fiel de muchas familias.

Desde tiempos inmemoriales fueron incansables trabajadores y compañeros de las tribus que habitaron Siberia; tiraban sus trineos, cuidaban sus propiedades y pastoreaban rebaños. La fortaleza y rapidez con la que los husky tiraban de los trineos, permitía a los pobladores de estas tribus llegar a los pueblos para comercializar sus productos. En las décadas del 10 y 20 del siglo pasado fueron notorios competidores de carreras de trineos en territorio estadounidense.

El husky siberiano forma parte de los considerados perros grandes, con entre 54 y 60 cm de altura de cruz en los machos y de entre 51-56 cm en las hembras. Cuenta con un cuerpo compacto, proporcionado y musculado, lo que le da un porte ligero pero poderoso. Posee una capa de pelo de longitud media, suave y un poco inclinada. Sus colores abarcan todos los matices desde el blanco hasta el negro.

Sus ojos destacan por su variedad de exóticos colores, yendo del marrón al azul, pasando por el ámbar, y hasta con combinaciones de dos tonos, una en cada ojo. Estos rasgos rasgados y potentes dotan al husky de una belleza inusual.

¿Cómo es su personalidad y su carácter?

Su carácter independiente no le exime de ser un perro afectuoso y amigable, sobre todo con su familia; con los extraños puede ser esquivo y algo distante. Es un perro dócil y no suele generar problemas con otros perros ni con otros animales.

Es un perro que siempre mostrará mayor bienestar y mejor comportamiento en lugares abiertos y al aire libre, tales como el campo, los parques y montes. Igualmente se puede adaptar a la vida hogareña, siempre y cuando tenga ese espacio de esparcimiento. Da la sensación de que todos los espacios urbanos le quedan pequeños.

¿Cómo es la salud del husky siberiano?

Si es cuidado adecuadamente, el Husky es un perro de salud resistente, vive entre 12 y 15 años, aunque puede padecer displasia de cadera, algunas afecciones oculares o dermatitis. Al tratarse de un animal muy activo y robusto, la alimentación es esencial para la demanda de su musculatura y su vitalidad.

Clasificación según FCI

Grupo 5, Sección 1, Perros Nórdicos de Trineo.

Otros Nombres

Siberian husky.