Fox terrier de pelo duro

Fox terrier de pelo duro
© Paradais Sphynx

Historia, sus orígenes

El fox terrier de pelo duro es un perro originario de Inglaterra, en un primer momento fue utilizado con finalidad provechosa por el hecho de que auxiliaba en tareas relacionadas con la caza, especialmente en la captura de pequeños mamíferos como es el caso de roedores y otras alimañas.

Como perro de belleza cobró relevancia a partir del año 1876 con la inauguración del Fox Terrier Club y la publicación de su correspondiente estándar. Con posterioridad, el fox terrier de pelo duro comenzó a tener gran aceptación, por lo que muchos criadores se involucraron en la cría y selección de la raza, al mismo tiempo que comenzó a ganar popularidad fuera de las fronteras de Inglaterra.

Características, descripción y estándar

El fox terrier de pelo duro es un perro que presenta un cierto aspecto cuadrangular, ya que su espalda no es alargada, con morfología fuerte, no es un can basto, lento o pesado.

Cabeza

Sin duda en el fox terrier de pelo duro destaca como rasgo muy característico la forma que adopta su cabeza. La parte superior es aplanada, levemente inclinada a medida que se acerca a los ojos, no presenta demasiado stop. Su hocico mantiene la misma longitud que el cráneo, se va afinando a medida que se acerca a la nariz, esta es de color negra. Sus mandíbulas gozan de gran fortaleza para impulsar una mordedura siempre en tijera.

Los ojos son de tamaño medianos a pequeños y se desea que presenten forma muy redondeada, la coloración debe ser oscura. La orejas se mantienen en inserción alta, dobladas y en posición frontal, han de ser pequeñas.

El cuello es fuerte, de longitud media y se ensancha a medida que se acerca al cuerpo, la piel debe presentarse apretada, no es deseable que cuelgue sobre el cuello.

Cuerpo

El cuerpo del fox terrier de pelo duro es corto en longitud, aunque vigoroso y musculoso, con un pecho profundo y costillas arqueadas. El área dorsal se mantiene recta, acabando en una cola, que puede amputarse parcialmente o no, en cualquier caso, debe de permanecer erecta, en posición vertical e implantada en lo alto, con una longitud larga y no presentar formas curvas o enrolladas.

El peso según su estándar ha de oscilar en 8.25 cm y una longitud que no supere los 38 cm, aunque las hembras suelen ser más pequeñas y menos pesadas.

Extremidades

En lo que respecta a las extremidades anteriores y dada las características especiales de su cuello, los hombros deben de estar inclinados, las patas rectas y gozando de buena osamenta, los codos igualmente han de presentarse rectos cuando el fox terrier de pelo duro esté en movimiento.

Las patas posteriores también deben ser fuertes, con poderosa osamenta y alargadas, si se observan desde atrás han de posicionarse rectas, no abiertas.

Los pies son de tamaño mediano, en forma redondeada, finalizando en los dedos que deben permanecer un poco arqueados, las almohadillas se mantienen pequeñas, aunque compactas y corpulentas.

Sus movimiento son elegantes con las extremidades en paralelo y con propulsión hacia adelante, siempre deben mantenerse rectas al deambular.

Manto

El manto es denso, áspero y duro; de longitud media con entrepelo corto, suave y adherente. El color del manto es mayoritariamente blanco, bien con manchas negras, leonadas o una mezcla entre ambas.

Cuidados y mantenimiento del fox terrier de pelo duro

Al tratarse de un perro muy activo, precisa de paseos diarios para que pueda derrochar energía, no es un modelo de cánido para tenerlo de manera apoltronado, pese a que dado sus dimensiones es apto para vivir en un apartamento o piso. El propietario ha de comprometerse a ejercitarlo diariamente para preservar su buen estado de salud.

Comportamiento, carácter y educación

Se trata de un perro muy activo, no suele ser tímido, más bien todo lo contrario, siempre está en alerta esperando recibir órdenes de su propietario, ya que es bastante vivaz al mismo tiempo que amistoso, alegre y divertido.

Requieren de una socialización desde la edad de cachorro, ya que de lo contrario puede tornarse un poco destructor y terco. Son inteligentes, aprenden rápido las órdenes de su dueño, aunque hay que ser constante y firme para mantener un buen comportamiento en el fox terrier de pelo duro. Su carácter no es agresivo, aunque sí un poco ladrador con los extraños, tiene tendencia a desobedecer a su propietario o a perseguir todo aquello que esté en movimiento.

Mantenimiento del pelaje

El manto del fox terrier de pelo duro precisa de nuestra ayuda para que pueda mudar el pelo, ya que no cae por sí solo, por lo que es necesario someterlo a stripping cada 6 meses, de esa manera se previenen problemas de piel en el cánido, por lo que es importante llevarlo a peluquería canina.

Arreglos para exposición canina

Según los expertos en peluquería canina es necesario realizar un stripping, comenzando por el cuerpo dos o tres meses antes de la exposición, un mes antes se repasará el cuello para dejarlo más corto que el cuerpo, dos semanas antes del evento se realiza el stripping de la cabeza, en el que el cráneo, mejillas y orejas se mantendrán muy cortos, las cejas no deben tapar el ojo, además el lateral exterior quedará libre de pelo. Los bigotes y barba no deben ser excesivamente largos.

Salud del fox terrier de pelo duro

Siempre es positivo prevenir antes que curar, por esa razón es muy relevante contar con un veterinario que explore regularmente al perro fox terrier de pelo duro, de esa manera se asegura un buen programa de vacunación, desparasitaciones regulares y se pueden prevenir muchas enfermedades.

La raza de perro fox terrier de pelo duro es susceptible de contraer ciertas enfermedades como determinados problemas de dermatitis atópicas por la sensibilidad presente en su pelaje, las causas pueden ser de tipo alérgico o bien hereditarias, igualmente pueden padecer problemas relacionados con la vista, como es el caso de las cataratas. También se ha descrito que son susceptibles a enfermedades como la diabetes, padecimiento de sorderas y en algunas ocasiones epilepsias.

Otras denominaciones

Fox terrier de pelo de alambre, fox terrier wire, fox terrier de pelo largo.

Clasificación según FCI

El estándar definitivo del fox terrier de pelo duro fue publicado el 26 de marzo de 2009. Se clasifica en el Grupo tres, terriers, y su correspondiente sección primera, que hace referencia a los de talla grande y mediana. Comprende también pruebas de trabajo, aunque es a elección del concursante realizarlas o no en las correspondiente exposiciones.