Dogo argentino

depositphotos.com © Eric Isselée

Creado y concebido con la finalidad de conseguir la mayor efectividad posible en las labores de caza mayor, el dogo argentino, se considera genéticamente afín al bullenbeisser.
Sus características físicas y psicológicas son ideales para la caza de jabalíes, pecaríes, pumas y zorros colorados.

Las pretensiones originales eran que el dogo argentino reuniese mayor fortaleza y virtudes para la caza que otro perro argentino ya extinto (el perro de pelea cordobés). Este objetivo fue logrado por sus creadores allá por 1920. El dogo argentino es el resultante de una gran mixtura de razas ya asentadas cuando se vislumbró su nacimiento (bull terrier, bull dog, mastín y alano).

Tremendamente aguerrido en la pelea con otras razas o con las presas, el dogo argentino es un perro robusto, de gran fuerza física y una resistencia destacada. Su característico pelo blanco pegado al cuero, su cabeza de gran tamaño y su hocico modestamente pronunciado y cóncavo, lo dotan de una identidad única. Los ojos están bien separados y son pardos, y la cola es larga y gruesa.

En referencia a las medidas y porte, las diferencias entre las hembras y machos no son muy significativas. Los machos pueden medir entre 60 y 66 cm, y las hembras llegan a un máximo de 62cm. En lo que a peso se refiere, los machos pueden llegar a pesar unos 10 kg más que sus pares hembras; 54 y 45 kg respectivamente.

¿Cómo es su personalidad y su carácter?

Este cánido es esencialmente un perro forjado para “labores duras” en compañía del hombre, tales como la caza, trabajos de campo, custodia y acompañante de las fuerzas de seguridad. Sin embargo, lo anterior no significa que con un trabajo de socialización y cariño desde cachorro, no sea una raza fiable en la relación con niños y adultos. Con esta base de crianza no carecerá de afectuosidad y fidelidad.

¿Cómo es la salud del dogo argentino?

Esta raza de perros requiere un especial cuidado de la piel y de los ojos. Estos problemas pueden aparecer en el can cuando tiene las defensas bajas. El mantenimiento no es excesivamente exigente. Conviene quitarles el pelo muerto con guantes de goma. La sordera es probable en un 10 % de los ejemplares.

Adopción de un dogo argentino

En España se puede adoptar un perro de estas características, aunque está catalogado como raza de perro potencialmente peligroso, en consecuencia es necesario ciertos trámites administrativos para poder adquirir de forma legal el animal, en cuanto los requisitos que se precisan para la adopción están el certificado de aptitud física y psicológica del futuro propietario, certificado de antecedentes penales y un seguro de responsabilidad civil frente a daños.

Clasificación según FCI

Grupo 2, Sección 2.1 Molosoides tipo Dogo.