Gran danés, dogo alemán

depositphotos.com © Eric Isselée

El dogo alemán también conocido en muchos países como gran danés, es conocido mundialmente por su gran tamaño, pero a la vez por su delicada personalidad. En cuanto a su genética, se considera que desciende del Bullenbeiser (perros tradicionalmente utilizados para la cacería del jabalí). Igualmente y pese a su descendencia, el Dogo alemán o gran danés surgió como una raza nueva e independiente alrededor de 1885 como resultado de las planificaciones y creaciones de un grupo de criadores alemanes.

Posee una constitución fuerte y es un animal robusto y musculado; en los machos estos rasgos son más patentes que en las hembras. Su presencia física es imponente cuando se ha desarrollado completamente y es bastante común la intimidación a un buen número de personas que se acercan a sus 1,70 -2,10 de altura sobre dos patas. En relación al peso, los machos pueden llegar a los 100 kg, y las hembras a los 90 kg; la altura de cruz es de 81 y 71 cm respectivamente.

Está científicamente comprobado que esta intimidación es únicamente psicológica, ya que el curriculum del dogo alemán como amigo del hombre, es prácticamente impecable.

Muchas personas deciden adquirir un cachorro motivados por la belleza y elegancia de estos fascinantes perros gigantes, el color arlequín está muy cotizado y demando actualmente.

¿Cómo es su personalidad?

Quizá su tamaño sea un impedimento para que muchas familias –otras no-, opten por tener un gran danés o dogo alemán en su vivienda, pero a juzgar por su personalidad, resulta una pena que su tamaño algunas veces sea un impedimento para que adultos y niños puedan disfrutar de su carácter amable, cariñoso, y muy fiel con sus dueños. Algo aún más enternecedor de esté sorprendente cánido es su devoción por los niños. Además, se caracteriza por no tener ningún tipo de acción reaccionaria ante las provocaciones, ni del hombre ni de otros canes. Sólo y como muchas otras razas, pueden morder por temor, pero nunca es lo habitual.
Con los extraños generalmente no presentan agresividad alguna, pero sí exhiben una cierta reserva. Se caracteriza por tener una conducta dócil durante las guías y traslados de sus dueños.

Debido a su tamaño precisan una buena ingesta de alimentación diaria, los piensos de alta gama son los más recomendados para el mantenimiento de esta bella raza de perros.

La salud del gran danés o dogo alemán

Entre las dolencias que más puede presentar esta raza, se puede distinguir la torsión de estómago, que en algunas ocasiones puede ser fatal. Para prevenir este mal, conviene distribuir su alimentación dos veces al día combinado con una digestión lo más relajada posible.

Clasificación según FCI

Grupo 2, sección 2 Molosoides, 2.1 tipo Dogo

Otras denominaciones

Deutsher Dogge, alano.

El perro raza Dogo Aleman o Gran Danés
Tu opinión importa: Valora el artículo