Carlino, mops o pug

© Viorel Sima – Fotolia.com

Orígenes. La historia del carlino, mops o pug

El carlino, mops o pug es un cánido procedente de China, aunque la raza se desarrolló y perfeccionó en Gran Bretaña. En su país natal eran considerados como animales muy valiosos, de hecho, contaban con una fuerte protección, ya que era muy venerado por la aristocracia de la época. Muchos autores consideran que su antepasado más directo es el can oriundo de China denominado Happa.

Características del perro Carlino

Estos perros poseen una cabeza redondeada, grande y chata, el stop muy marcado, arrugas también muy marcadas. Ojos grandes y salientes, de color oscuro. Orejas caídas, pequeñas. Cuerpo cuadrado, fuerte y compacto; patas también fuertes. Cola de inserción alta, acabada en espiral.

La capa corta y fina, se admiten el color leonado, negro, albaricoque y plata. El ocico y las orejas de color negro.

Miden a la cruz aproximadamente unos 30 cm.

Carácter y educación del carlino, mops o pug

Muy buen carácter, amable y bondadoso; muchas personas opinan que no toleran demasiado a los niños, pero lo cierto es que puede convivir sin dificultad con ellos. Se adapta con facilidad a cualquier entorno. Su educación no ofrece dificultad, ya que es un perro bastante sociable, incluso con otras mascotas; no obstante, son un poco testarudos, debemos adiestrarlo corrigiendo en la medida de lo posible este atributo negativo en la raza.

Cuidados y salud

Precisa cepillados regulares, pues son animales que desprenden bastante pelo muerto, también es importante facilitarle algún baño periódicamente. Son muy sensibles al frío y a los golpes de calor, debemos extremar precauciones al respecto, pues puede repercutir muy negativamente en su salud. Necesita paseos diarios para estar en forma y evitar la obesidad, aunque al igual que las demás razas de perros braquicefálicos, no se le puede someter a ejercicios extremos.

Es importante vigilar su alimentación, ya que tienen tendencia al sobre peso. Entre las enfermedades más susceptibles de padecer se encuentran el síndrome braquicefálico, que ocasiona insuficiencia respiratoria en el perro, consecuencia de un paladar blando disforme. El cuidado de los ojos también se hace una tarea imprescindible, ya que son propensos a padecer queratitis pigmentaria y lesiones en la cornea consecuencia de accidentes domésticos. La raza igualmente es sensible a contraer problemas de tipo dermatológicos y anomalías en la columna vertebral.

Un carlino cuidado en óptimas condiciones suele vivir entre 12 y 14 años.

Finalidad o utilidad

Perro de compañía.

Clasificación según FCI

Grupo 9 perros de compañía, Sección 11: Molosoides de talla pequeña.

Otras denominaciones

Dogillo, Mops, Pug, carlín.

Vídeo de perro carlino, mops o pug

El perro raza carlino, mops o pug
Tu opinión importa: Valora el artículo