El pintoresco Boston Terrier, todo un caballero inglés

Boston Terrier
Boston Terrier
Victor Valore/CC BY-SA 2.0

El simpático e inigualable Boston Terrier es el resultado de la cruza entre un bulldog y un terrier. También conocido como el “gentleman americano” debido a las delimitaciones blancas en su pelaje, las cuales rememoran un clásico smoking, y a su carácter mesurado, este pequeñito llenará tu casa de alegría, energía y mucha diversión para toda la familia. ¿Quieres conocerlo?

Quiénes deben tener un Boston Terrier

Cualquier persona que desee un perro de compañía lleno de vitalidad, pero que cuente con un espacio limitado para darle vivienda. Por supuesto que quiénes los adoren y dispongan de un gran terreno para la diversión de su terrier, también serán invitados a adoptar esta peculiar mascota.

Un detalle muy importante es que su dueño debe asegurarse que su perro tenga el paseo diario que necesita. Ten cuidado si tú eres demasiado hiperactivo, ya que esta raza de perros no necesita una sobredosis de ejercicio.

Gracias a la adaptabilidad con que cuenta la raza, tanto personas solas de todas las edades, como las familias constituidas que tienen niños, son los candidatos perfectos para incorporarlos a su hogar.

Características físicas del Boston Terrier

En sus 8 kilos promedio, nos encontraremos con un perro cuya robustez es sorprendente para el tamaño que la naturaleza le ha conferido. Su pequeñez seguramente hará que no puedas reprimir tu necesidad de convertirlo en un perrito faldero, pero no olvides que se trata de un animal muy compacto, por lo que puede llegar a pesar hasta 11 kilos. Sus líneas son cuadradas, las cuales se ven coronadas por una pequeña cara y un hocico chato.

Unos ojos con la misma tonalidad que la noche te regalarán una mirada llena de significado y expresión. Las orejas de las que se adueña se asemejan a las de un murciélago y, por último, el manto de pelo que lo cubre tiene hebras muy cortas, lo que te hará muy fácil su mantención en óptimas condiciones.

Aspectos a prestar atención

Algunos aspectos físicos nos garantizan, no sólo la salud de nuestro Boston Terrier, sino la autenticidad y pureza de la raza. Por ello es que las siguientes recomendaciones deberían ser tomadas muy en cuenta a la hora de elegir el ejemplar que te llevarás a casa:

– La trufa siempre debe ser negra.

– No deben estar presentes las arrugas en el rostro que sí presenta el bulldog.

– Desde el momento en que el perro cierra la boca, ni dientes ni lengua deben estar visibles.

– El pelaje será negro o atigrado, sin que puedan faltar las marcas de color blanco que le han hecho merecer el apodo de “caballero americano”.

Personalidad y carácter del Boston Terrier

No hay duda alguna que tu terrier sabrá robarte alguna que otra sonrisa, eso siempre y cuando ya no te haya arrancado una sonora carcajada. Su personalidad de alma circense está siempre pendiente de agradar y de hacer reír a quienes han tenido la bondad de brindarles un confortable hogar.

Seguramente querrás que en casa se comporte como el caballero que es y que no te robe la energía que el trabajo del día te ha dejado, por ende, no olvides asegurarte que tenga su intensa caminata, esa misma que te asegurará a ti una convivencia pacífica con él y un buen descanso por la noche.

Has sido muy afortunado de adquirir un perro inteligente, así es que no desperdicies las oportunidades de enseñarle cosas nuevas, las cuales pondrá en práctica sin demoras para tu satisfacción y deleite.

La lealtad nunca falta en el Boston Terrier, quien a pesar de su carácter lleno de orgullo, no duda en dar hasta la vida por su amo.

El Boston Terrier: un perro braquicéfalo

Es muy importante que estés al tanto de esta característica de la raza, ya que esto los lleva a tener problemas respiratorios a medida pasan los años. Dicha característica está dada por una cabeza que es corta y ancha y por el hocico chato.

A su vez, al ser braquicéfalo, también tiene una expectativa de vida más corta que otros perros de similar tamaño. En el caso del Boston Terrier, podemos esperar un promedio de unos 13 años.

¿Cómo cuido a mi pequeño caballero americano?

Hay buenas noticias para ti, si eres de los que dudan si adquirir un can porque no quieren que su casa y su ropa se impregnen de ese característico y nada agradable olor a perro… ¡has dado con el perro de tus sueños! Ni un ápice de olor a perro es lo que emanan. El pelo corto que lo cubre ayuda mucho en este aspecto.

La mejor recomendación que podemos darte es que le hagas recibir un buen adiestramiento antes de que llegue a la edad adulta. Esto le evitará algunos achaques de mal carácter y de antisociabilidad que puede llegar a desarrollar si no es obligado a interactuar con otros de su especie desde muy pequeño.

En lo que se refiere a su salud, además de los problemas respiratorios, el Boston Terrier tiende a sufrir del corazón, a ir perdiendo el oído con el tiempo y a sufrir de cataratas en sus ojos.