Ratonero bodeguero andaluz

Bodeguero andaluz
Pedro Lozano/CC BY 2.0

Si bien el bodeguero andaluz hoy es un perro totalmente español, hay en su ADN vestigios de sus antepasados ingleses, los que fueron traídos por aquellos hombres provenientes de Inglaterra que, allá por el año 1700 comercializaban vino y se asentaron en la zona de Cádiz con sus simpáticos perros terrier. Con el tiempo, estos inquietos canes se fueron emparejando con otros de la zona, para derivar en esta raza, también conocida como ratonero bodeguero andaluz, debido a la tarea de saneamiento que se le asignó: extraer a las ratas y a los ratones de las bodegas.

Características del bodeguero andaluz

De complexión atlética y delicada, este perro es blanco y cuenta con manchas negras en la cabeza (también marrón) y en el cuello. Las hembras son dueñas de proporciones más alargadas que los machos. El color blanco resulta muy oportuno para ser vislumbrado con facilidad en las cacerías nocturnas y en el interior de las bodegas a las que debe entrar para desalojar a los indeseables huéspedes.

El bodeguero andaluz entra en la categoría de razas pequeñas, siendo 10 kilos el peso promedio máximo registrado, mientras que su altura ronda los 50 centímetros. Una de las características que lo hace muy agradable es su largo hocico.

Su cabello es muy suave y corto y su piel es fina. La cabeza muestra una forma triangular, con un levemente marcado stop. Exhibe un cuello largo, que contrasta con su corto y robusto lomo, pero se asemeja a este en su fuerte musculatura. Sus ojos están llenos de vida, son muy pequeños y destellan un alegre e inquieto brillo, lo que refleja su carácter alegre, incansable y muy amigable. Sus orejas presentan una inclinación hacia adelante.

¿Es el ratonero bodeguero andaluz una mascota elegible?

La respuesta a esta pregunta la dan miles de personas al año, quienes lo eligen como mascota para sus hogares por cuatro simples, pero consistentes razones:

  • Es un amor con los niños, hasta podríamos decir que siente devoción por ellos.
  • Su carácter alegre y siempre bien dispuesto llena de vida el hogar.
  • Lo que se hereda no se roba, y en sus genes reside la consigna de cazar ratas y ratones y eso es lo que hará apenas aparezca uno al alcance de su vista.
  • Su tamaño pequeño lo hace ideal para todo tipo de ambientes, a los que se adapta con facilidad, ya sea en el campo o en la atestada ciudad.

El ratonero bodeguero andaluz para la caza

Además de ser un excelente cazador de ratas y ratones, este can es muy utilizado en las cacerías en las que hay que entrar a la madriguera para extraer la pieza, como podría ser el caso de los conejos. Su tamaño y agilidad lo hacen perfecto para este menester.

Cómo cuidar a un bodeguero andaluz

Uno de los primeros factores a tomar en cuenta al adquirir un ratonero bodeguero andaluz es que se trata de un perro muy nervioso, inquieto y demandante de atención. De modo que su amo, además de alimentarlo de forma adecuada, de llevarlo a dar paseos diarios para gastar energía y conservar su musculatura sana, tendrá que dedicar unos minutos de su día a jugar con él.

A la hora de alimentarlo, elegiremos comida para perros pequeños o, si preferimos algo más natural, las carnes blancas tales como el pollo, el conejo, el arroz y algunas verduras son lo ideal. Si bien su pequeño tamaño indica que el bodeguero andaluz come reducidas porciones de comida, esto lo tendremos que regular nosotros, puesto que ellos al ser tan nerviosos, activos y ansiosos, dejan que su instinto actúe y siguen comiendo hasta que el hambre desaparece. Si les permitimos ingerir alimentos a demanda, podría llegar a derivar en un problema de obesidad para el perro.

El bodeguero andaluz tiene tendencia a que sus uñas crezcan de más. Esto les puede generar un problema si es que se las enganchan y terminan partiéndoselas. Para evitarlo, se las cortaremos periódicamente.

El baño es también otro aspecto importante, siendo la frecuencia indicada para el mismo una vez cada tres o cuatro semanas.

Cuando llega el momento de que hagan sus necesidades, en el caso de que vivan en un apartamento, necesitaremos planificar tres paseos al día y cada uno de ellos debería durar aproximadamente 40 minutos.

Si no tiene la posibilidad de cazar en casa, en uno de esos paseos tendríamos que soltarlo para que corra libremente en un área en la que sí pueda encontrar tus tan ansiados ratones.

Los juguetes para perros serán muy bienvenidos por parte del ratonero bodeguero andaluz, un perro que necesita de constante actividad para no aburrirse.

Salud y expectativa de vida del bodeguero andaluz

El ratonero bodeguero andaluz es un perro longevo, por lo que podemos esperar tenerlo con nosotros hasta por 18 años. Su salud es muy buena, por lo que lo único que debemos hacer, además de evitar que el perro aumente de peso, con lo cual su expectativa de vida se reduciría notoriamente, es seguir el calendario de vacunación y desparasitación que el veterinario indicará.