Bichón habanero, un pequeño perro muy divertido

Bichón habanero
Bichón habanero. Hemlit (flickr.com)/CC BY 2.0

Entre las razas más alegres y divertidas de perros pequeños, sobresale el tierno bichón habanero. Posee un conjunto de características que lo convierten en un animalito adorable. Si quieres saber más sobre este can, te invitamos a seguir leyendo.

Historia del bichón habanero

El bichón de la Habana es una raza de perros pequeña y muy alegre. Se ha citado que es oriundo de Cuba, puesto que los primeros ejemplares se introdujeron en ese país, aunque la procedencia de los primeros individuos introducidos son de continente europeo.

Suele creerse que su origen es Cuba, concretamente de la Habana” por el llamativo color que poseen algunos ejemplares, parecido al del tabaco cubano, pero tal sugerencia es incorrecta.

El bichón habanero se desarrolló, sobre todo, a través del territorio que actualmente corresponde a España e Italia. Sin embargo, fue introducido a la isla tropical hace varios siglos, en embarcaciones de colonizadores y capitanes. Pero los descendientes puros que hoy en día existen permanecen en Estados Unidos, México, Canadá y en gran parte de América del Sur.

Para concluir, se cita a cuba como el origen de la raza, aunque estos perros fueron importados a ese lugar por algunos países europeos, finalmente su desarrollo y apogeo se consolidó en otros países de América.

Su hermosa apariencia y personalidad activa los hacen los perfectos perros de compañía. Muchos son criados con especial cuidado para que califiquen en concursos prestigiosos o son entrenados para juegos. Actualmente, se pueden encontrar en diversos lugares del mundo como mascotas (los animales domésticos son queridos por el hombre aquí más información) de niños y adultos.

Características generales del bichón habanero

Los encantadores bichones habaneros son perros muy ágiles e inquietos. Tienen una mirada amigable, un pelaje largo, suave y brillante. Además, aprenden rápido a realizar trucos y prefieren juegos que implique mucho movimiento. Se sienten a gusto entre personas de edad avanzada, aunque también se llevan muy bien con los niños.

Su cuerpo es compacto y bien definido, un poco más largos que altos. Son pequeños, no llegan a medir 30 cm de largo y su altura va de 16 a 25 cm como máximo. La “trufa” o nariz, es de color negro, en casos excepcionales, marrón. Pueden pesar de 3 a 7 Kg.

La cola del bichón habanero puede estar enrollada o tener forma de bastón. Sus huesos son bastante resistentes a los flexibles movimientos habituales del bichón. Sus mandíbulas tienen “mordida de tijera” y sus ojos son almendrados y de color oscuro.

Consejos para su cuidado

Es importante adaptar al bichón habanero a la manipulación del veterinario o cuidador. La limpieza de oídos, corte de uñas y cepillado son hábitos de limpieza imprescindibles para ellos. Por tal motivo, deben realizarse desde muy pequeños para que no tengan comportamientos agresivos, si no se educan para este tipo de tareas se opondrán a la higiene y será negativo para su salud (clic aquí para comonocer mejor la higiene del perro).

Con respecto a este punto, la socialización con animales y personas también es muy importante. Si no se les acostumbra a la interacción con personas y otras especies de mascotas, pudieran tornarse muy tímidos y huidizos. Inclusive, hasta adoptar comportamientos agresivos como medio de defensa.

Vale la pena destacar que su innato comportamiento inquieto pudiera hacerlo protagonista de muchas travesuras en casa. Sin embargo, es posible adiestrarlos sin utilizar métodos agresivos. De hecho, su actitud despierta puede apocarse en caso de recibir malos tratos de sus amos, por tal motivo es recomendable un adiestramiento en positivo. Es preferible canalizar sus impulsos con juguetes especiales para caninos y sacándolos a pasear regularmente.

Enfermedades comunes

Este pequeño perrito tiene algunas complicaciones de salud muy frecuentes en su raza. Por ejemplo, es habitual que padezca de cataratas o lagrimeo frecuente con lagañas. Si estas se dejan mucho tiempo en el rostro del perro, se secan adhiriéndose al pelaje. A la hora de retirarlas entonces, causarán heridas que pueden ser fuente de infecciones.

Además suelen presentar tinción lagrimal, que es una coloración oscura en la parte inferior del ojo. Esto puede resultar imperceptible en bichones habaneros con pelaje de colores. Se nota más en los ejemplares blancos.

Sobre todo después de la primera mitad de su vida, está mucho más propenso a sufrir de enfermedades cardiacas. Por lo tanto, es preciso brindarle una vida activa, más no agitada. A pesar de ser excelentes perros de alarma, los sobresaltos frecuentes pueden reducir su calidad de vida al pasar los primeros 5 años de vida.

Una buena alimentación con ingredientes de calidad, así como las revisiones periódicas al clínico veterinario son muy importantes para prevenir problema de salud en el bichón habanero.

Algunas alteraciones muy comunes en su apariencia son: pies o pezuñas deformados o con desvíos, ojos redondos, trufa con manchas claras.