El alano español: un guerrero de nuestros tiempos

Alano español
Alano español

Después de haber sido protagonista en las corridas de toros y de ser uno de los preferidos para la caza mayor, el alano español resurgió de sus propias cenizas después de que cayera en los límites que llevan a una raza a la extinción. Los dueños actuales de estos canes los utilizan para que los ayuden a manejar el ganado y para las cacerías que aún tienen lugar en el territorio español.

Contextura física

Este perro es robusto y dueño de una musculatura que le permite correr sin parar ni cansarse por largos metros de terreno. Por ello es que era utilizado como ayuda con el ganado. Su tórax es pronunciadamente arqueado y es sostenido por unos hombros cuya fortaleza es admirable. Si se lo compara con otros perros de su porte, una de las características que más se destaca es el grosor y tamaño de sus patas, los cuales superan con creces a sus compañeros.

El aspecto atlético se lo debe a su vientre cóncavo, el cual se da al alano español, un contorno verdaderamente vertiginoso.

Su gruesa cola es el timón que le permite hacer bruscos y certeros cambios de dirección cuando se encuentra persiguiendo una presa. La mordida que posee el alano español es de tijeras invertidas.

Personalidad y carácter del alano español

La tendencia los marca como perros muy dominantes y que saben marcar su espacio y su presencia. No obstante, es muy sencillo para sus dueños manejarlos y convertirlos en perros sumisos y obedientes. Los integrantes de la familia se podrán ver beneficiados con su forma cariñosa de ser y el compañerismo que prodigan a sus amos y demás habitantes del hogar.

Si tienes niños, este perro sabrá hacerles la compañía necesaria, haciendo alarde de la bondad y paciencia que forman parte del carácter que los define.

El alano español es un perro diseñado para atacar y para cumplir con sus funciones de guardián. Por ende, hay que ser muy precavidos con las personas que son extraños para él. Una vez que el ataque comienza, será muy difícil persuadirlo de desistir, ya que en sus genes trae la resistencia para sostenerse en su postura de caza hasta que logre abatir a su presa. De este modo, un adiestramiento a tiempo o mantenerlo alejado de los extraños serán las mejores medidas que podamos tomar para prevenir hechos que después no tengan vuelta atrás.

Cómo incentivar su sociabilidad

El máximo potencial del alano español sale a la luz cuando tiene la posibilidad de trabajar en manada. De este modo, hacerlo interactuar con otros perros es una medida que tanto tu mascota como tú mismo agradecerán con el tiempo.

Si no es puesto en contacto con otros perros desde una edad temprana, hay serios riesgos de que ataque a otros canes en el futuro y, una vez que comienza, ya nada lo detiene.

El alano en casa

Estamos ante un perro tipo mastín, por lo que hay una marcada tendencia a la destrucción de la ropa y los objetos del hogar. Por lo tanto, si se dispone de espacio fuera de la casa, lo más conveniente es que el cachorro disponga de su casita fuera del ámbito del hogar en sí mismo.

En lo referente a la posición que el alano español ocupa en la jerarquía familiar, es importante que lo situemos en la escala más baja de la esta, mientras que un miembro de la familia tendrá que posicionarse como el líder de la manada y los demás en una posición intermedia entre el líder y el perro.

Resulta imprescindible que no gane un terreno que no le corresponde, ya que esto podría traer problemas de comportamiento en el futuro.

Destrezas del alano español

El tamaño de este perro, el cual le hace alcanzar los 40 kilos, no es impedimento para que pueda trepar árboles.

Una vez que empiezan a trotar, son capaces de mantener el ritmo y la elegancia por más tiempo del que podríamos considerar prudente.

Su zancada le permite esquivar con destreza y facilidad los obstáculos que se presentan en su camino.

Pelaje

El alano español puede exhibir un manto negro, gris, rojo y amarillo, tanto en una gama lisa como atigrada. El blanco puede estar presente, pero nunca será predominante.

Salud del alano español

No hay problemas de salud propios de la raza, ya que su robustez lo lleva a contar con una resistencia que le permite vencer hasta enfermedades que para otros canes resultan mortales. Su expectativa de vida puede hacernos contar con él en la familia hasta por catorce años.

Soporta temperaturas extremas sin inmutarse, al igual que condiciones de humedad y sequedad. No debemos preocuparnos por su bienestar cuando le armamos su espacio fuera de la casa, ya que no necesita estar a resguardo para pasar la noche.

Bañarlo de vez en cuando, no muy seguido para no quitar la oleosidad de su piel, y un cepillado una vez por semana son los cuidados que necesita nuestra mascota.