Cuidados del perro sin pelo del Perú

Foto: Paradais Sphynx



Al carecer estos ejemplares de pelo, son necesarios ciertos cuidados para mantener al perro sin pelo del Perú en buen estado de salud. Son sensibles al frío, con lo que en época invernal debemos abrigarlos para evitar que el animal pueda enfermar. Una prenda de vestir para perros nos servirá para pasear con el can.

También son sensibles a las altas temperaturas y, como ocurre con la piel de los humanos, si se expone demasiado tiempo al sol se puede quemar, con lo que es conveniente aplicarle algún protector solar.

En cuanto a los cuidados relacionados con su aseo, destacar que debemos bañar al perro sin pelo del Perú cada 15 días con agua templada, lo secaremos y le aplicaremos aceite de coco para lograr una mejor textura de la piel; su piel nos lo agradecerá, ya que tiende a quedarse un poco seca. También las cremas hidratantes ayudan frente a la sequedad de su cuerpo, pero conviene no abusar, ya que pueden obstruir las glándulas de la piel.

Con suero fisiológico podemos limpiar las legañas acumuladas en sus ojos, lo haremos con cuidado para no dañar el globo ocular. Para sus orejas humedecemos alguna loción especial para perros en un trozo de algodón y frotamos con cuidado en su interior, sin dejar que penetre líquido en el pabellón auditivo.

Su dentadura es frágil, el perro viringo o calato pierde piezas dentales a muy corta edad. El suministro de calcio, desde cachorro hasta la edad adulta, ayuda a fijar mejor su dentadura. El veterinario nos podrá ayudar para asesorarnos sobre el número de tomas, duración, cantidad…

Es bueno suministrarle algún juguete, pues al perro sin pelo del Perú le encanta mordisquear objetos; en cualquier tienda de venta de productos para animales los podemos encontrar. Preferiblemente objetos blandos, téngase en cuenta la dentadura delicada del perro sin pelo del Perú.

La alimentación ha de ser preferiblemente balanceada de fabricación industrial, ya que cuenta con los nutrientes que el animal precisa para estar en óptimas condiciones. Si es de gama alta, sus componentes serán de mejor calidad y sin duda repercutirá positivamente en la salud del perro. Junto con su comida le suministraremos también agua limpia y fresca.

Cumpliremos rigurosamente con el cuadro de vacunación que el veterinario imponga a nuestro perro viringo o calato; las desparasitaciones también han de estar al día.

Es muy importante pasearlo todos los días ya que es una raza que necesita ejercitarse para mantenerse en forma. La socialización desde pequeño (manipularlo frecuentemente y exponerlo a zonas urbanas) es también esencial, ya que muchos ejemplares tiende a ser un poco tímidos y huidizos con extraños.

Siguiendo todos estos consejos sobre sus cuidados y mantenimiento conseguiremos que nuestro perro sin pelo del Perú se mantenga en buen estado de salud, al mismo tiempo que aumentaremos su calidad de vida.