Chihuahua sin pelo

Foto: Paradais Sphynx

Bienvenidos a nuestra sección de chihuahuas sin pelo, también denominados hairless chihuahua.

Como su nombre indica se trata de perros miniaturas, raza chihuahueña, pero carentes de pelo.

Son animales de reducidas dimensiones, por tanto se adaptan a espacios pequeños. Su apego hacia su amo hace que aporten felicidad y ternura, no cabe duda que se trata de un miembro más del hogar familiar.

Actualmente existen muy pocos ejemplares de chihuahua sin pelo, ya que es una raza en desarrollo, por consiguiente no reconocida por las asociaciones caninas, pero con el transcurso del tiempo podrá gozar de su estatus, como así ha ocurrido con las razas de perros que actualmente están reconocidas.

Son perros miniaturas, de bolsillo. Con una morfología similar a la variedad con pelo, ya que estos animales descienden de aquellos, por consiguiente, cuentan con unas características similares desde el punto de vista del carácter, estatura, hábitos…

En nuestra web podrá encontrar información ampliada sobre estos animales, su historia, cuidados, salud, también disponemos de una sección en la que insertaremos fotos y vídeos de ejemplares chihuahueños carentes de pelo.

El origen de la variedad de chihuahua con pelo es bastante incierta, pero algunos expertos mantienen que en su ascendencia pudiera tener ancestros de canes desnudos ya presentes en algunas áreas geográficas de México y América del Sur, como el Xolo (Xoloitzcuintli). Si bien esta teroría no es compartida por todos los expertos, dada su marcada diferencia en cuanto el fenotipo de ambos ejemplares, lo cierto es que no hay que desperdiciarla toda vez que existen hallazgos históricos con representaciones de perros miniaturas carente de vello.

Con independencia de la diversidad de teorías existes en la actualidad sobre el origen del chihuahueño arcaico: China, Egipto…., es de destacar que se trata de una raza muy antigua en la que México finalmente la reivindica como oriunda de ese País, de hecho, es indiscutible que su nombre es asignado por pertenecer, según los mexicanos, al Estado de Chihuahua, supuestamente el lugar en que se desarrolló la raza tal y como la conocemos en la actualidad. Aunque con diferencias notables sobre todo en cuanto a la estructura de la cabeza, la cual varía considerablemente del estándar admitido actualmente, que es de preferencia una cabeza amanzanada, con mucho stop, frente a la de tipo venado más habitual en el Estado Mexicano.

El chihuahua sin pelo, descubre la raza
Tu opinión importa: Valora el artículo