Enfermedades de perros cachorros y su exploración clínica

Enfermedades de perros cachorros


Existen muchas enfermedades de perros cachorros que se presentan al momento de su nacimiento. Estas afecciones pueden afectar la funcionalidad de diferentes órganos o perjudicar el crecimiento del animal.

Cuando el cachorro de pocas semanas de vida acude a la clínica por primera vez, debe necesariamente recibir la evaluación completa y detallada propia de la consulta pediátrica. Haremos un recorrido por las diferentes enfermedades de perros cachorros de aparición frecuente en la clínica veterinaria.

Evaluación clínica del cachorro

La exploración general y particular son valiosas herramientas de la clínica veterinaria mediante las cuales es posible tener una primera aproximación a las diferentes enfermedades de perros cachorros.

Dentro del aspecto general básico de un cachorro existen ciertas características que podrán sugerirnos un cuadro de buena salud. Considerando los parámetros básicos veremos un animal rellenito con manto brilloso y suave, un peso acorde con la raza, y una motilidad enérgica y coordinada. Durante la exploración general nos encontraremos con mucosas rosadas y húmedas, así como linfonódulos superficiales, respiración, ritmo y frecuencia cardíaca sin particularidades.

Examen particular

En la búsqueda de afecciones básicas y enfermedades de perros cachorros más frecuentes, evaluaremos: aspecto general y simetría de la cabeza; presencia de desviaciones oculares o anomalías de ojo y párpados; aspecto de orejas, apertura del conducto auditivo externo; presencia de heridas o infecciones en hocico, la apertura de los orificios nasales o la presencia de descargas o cuerpos extraños; la erupción dentaria, tanto decidua como permanente, deformaciones del paladar, así como el aspecto y posición de la mandíbula y la mordida

Otros aspectos a tener en cuenta durante la exploración particular, incluyen: evaluación de la zona del cuello mediante palpación superficial de la columna cervical, linfonódulos y región de la glándula tiroides; palpación y auscultación de tórax y abdomen; presencia de hernias umbilicales, así como la exploración de genitales externos del macho -para evaluar descenso testicular, retracción y exteriorización del pene- y la hembra.

Se explorarán también miembros anteriores y posteriores considerando posición, deformaciones y dedos supernumerarios. Se observará la región perineal en busca de lesiones, apertura del orificio anal, presencia de materia fecal para descartar diarrea o pelos húmedos por incontinencia urinaria.

Enfermedades de perros cachorros

Existen muchas enfermedades de perros cachorros que se manifiestan al momento de su nacimiento (congénitas) o que desarrollan de manera temprana. Estas enfermedades pueden expresarse mediante la disfunción de órganos vitales o por alteración del desarrollo físico y normal crecimiento del animal.

Enfermedades que afectan su crecimiento

El proceso de crecimiento implica cambios en el tamaño y la estructura de un organismo. Para que el animal pueda crecer y alcanzar su talla final sin inconvenientes, es necesario que diversos factores genéticos, orgánicos, metabólicos y nutricionales actúen de manera coordinada y armónica.

Existen ciertos trastornos endocrinológicos y metabólicos que se manifiestan durante los primeros días de vida del perro, los cuales pueden afectar en mayor o menor medida su normal crecimiento. Entre los más habituales, se encuentran: aporte nutricional insuficiente por malabsorción o mala asimilación, hipotiroidismo, diabetes tipo I, déficit de hormona de crecimiento, hiperparatiroidismo secundario nutricional, hipogonadismo, displasias (desarrollo anormal) del esqueleto, etc.

Enfermedades congénitas

Las enfermedades congénitas son aquellas que se manifiestan al momento del nacimiento. En la medicina pediátrica veterinaria se reconoce actualmente una gran cantidad de afecciones de este tipo. Mencionaremos algunas de las más importantes.

Anormalidades del sistema nervioso

Dentro de las afecciones congénitas que involucran al sistema nervioso central se encuentran la hidrocefalia, la displasia occipital, la epilepsia y las causas de incoordinación o ataxia como la hipoplasia del cerebelo.

La hidrocefalia representa una alteración en la salida o absorción del líquido cefalorraquídeo. Las razas con mayor predisposición a padecerla son el maltés, caniche toy, bulldog inglés, pug (ver ficha), pequinés, entre otros.

Afecciones cardíacas

Se sospechan muchas veces por la existencia de ruidos o soplos cardíacos al momento de la auscultación durante el examen clínico particular.

Entre las más frecuentes, se destacan: el conducto arterioso persistente, especialmente en razas como ovejero alemán, collie, maltés y caniche; estenosis aórtica, principalmente en el bóxer, rottweiler (accede a información de la raza)y golden retriever; estenosis pulmonar, frecuente en schnauzer miniatura, beagle, chihuahua y bulldog inglés; persistencia del arco aórtico derecho, que produce megaesófago por estrangulación, por último la tetralogía de Fallot que agrupa el defecto del tabique ventricular, la estenosis pulmonar, la hipertrofia del ventrículo derecho y la dextraposición de la aorta.

Enfermedades respiratorias

Dentro de las afecciones congénitas respiratorias se destacan el cierre incompleto del paladar duro (a veces también el blando) conocido como “paladar hendido”; la estenosis de las narinas, principalmente en razas braquicéfalas; parálisis laríngea, común en siberian husky, dálmata y bull terrier, por último las afecciones respiratorias que cursan con hipoplasia de la laringe o la tráquea comunes en razas pequeñas o de cabeza ancha y corta.

Enfermedades congénitas del aparato digestivo

Entre las enfermedades congénitas del aparato digestivo, se encuentran: ano imperforado, con diferentes tipos clínicos y dificultad de resolución variable; alteraciones en el sistema hepatobiliar (shunt portosistémicos), así como las fístulas ano vaginales o rectovaginales en la hembra.

Por último, dentro de las enfermedades de perros cachorros que involucran órganos digestivos se encuentra el megaesófago idiopático. Esta alteración puede cursar sola o en forma secundaria a otras afecciones de los músculos o del sistema nervioso como miastenia gravis, polimiositis, moquillo, toxoplasmosis o lupus, entre otros.