Estás aquí: Inicio » Todo sobre perros » 10 razas de perros más raras que deberías conocer

10 razas de perros más raras que deberías conocer

Razas de perros más raras
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Los cánidos domésticos han convivido con el hombre desde hace unos 15 mil años, y durante ese tiempo le ha servido de compañía, lazarillo, guardián, ayudante en el manejo de animales de corral y una gran variedad de otras funciones. Producto de cruces controlados de distintos organismos, para fijar características interesantes, el hombre ha logrado obtener formas bastantes curiosas, otras se han desarrollado por selección natural, en este artículo veremos las 10 razas de perros más raras que existen.

Çatalburun

Si se quiere, esta raza de perros, procedente de Turquía, se puede incluir en las razas de perros más raras por la presencia una nariz con cierta característica. Y es que este órgano, en esta raza de perros, está verticalmente partido en dos en el centro, dando la impresión de presentar dos narices en lugar de una.

Esta característica le provee a la nariz del Çatalburun mayor superficie húmeda que la presente en una nariz normal, lo que contribuye a que presenten un mejor olfato. Los Çatalburun están catalogados como perros de cacería, que pueden seguir el rastro de sus presas dejados por el suelo o por el aire.

Esta raza de perros tiene su origen en Tarsos, localidad de Turquía, desde hace cerca de un siglo (1930’s), y además de su excelente olfato, es preferido como perro de caza por ser capaz de permanecer silencioso por largo tiempo y por su inteligencia. También ha sido usado en actividades de búsqueda y rescate y para detectar drogas.

Crestado chino

El crestado chino podría entrar dos veces en la lista de las razas de perros más raras, ya que existen dos variedades de la misma, con pelo (powderpuff) y sin pelo (hairless), lo cual podría hacer creer que se trata de dos razas distintas, sin embargo realmente se trata de una sola.

La forma realmente rara de esta raza es la denominada hairless o sin pelo, pues tiene el cuerpo casi completamente desnudo, a excepción de la cabeza, la cola y la punta de las patas, características distintivas de la misma.

En una misma camada de crestados chinos pueden nacer cachorros con o sin pelo, ya que la presencia o ausencia de pelo en el cuerpo se debe a la presencia de una mutación que produjo un gen dominante incompleto, lo cual quiere decir que las crías hairless son todas heterocigotas, mientras que las crías con pelo son homocigotas para el gen recesivo del carácter con pelo. La forma homocigota de la variedad sin pelo no es viable y el cigoto no llega a desarrollarse.

Xoloitzcuintle

Otra raza de perros “calvos” que entra en la lista de las razas de perros más raras es la del Xoloitzcuintle, una raza originaria de México que se cree se produjo por selección natural hace cerca de 7000 años. Esta raza, al igual que la del crestado chino, debe la ausencia de pelos en su cuerpo a una mutación genética que en su forma homocigota no es viable.

La forma sin pelo de los perros de esta raza, sólo presentan pelos en la cabeza (algunos son todos calvos), careciendo de los calcetines y el mechón de pelos de la cola, característicos del crestado chino.

Komondor

No todas las razas de perros más raras carecen de pelos, pues la peculiaridad del Komondor reside precisamente en su pelaje, ya que esta raza de perros presenta un pelaje con mechones semejantes a los dreadlocks de los rastafari.

El Komondor es oriundo de Hungría, es utilizado para pastorear rebaños y su particular pelaje se cree que servía para protegerlo de los ataques de los lobos.

Puli

Otra raza de perros que entra en la categoría de las razas de perros más raras por su pelaje es el puli húngaro, esta raza de perros, como la de los Komodor, también presenta mechones semejantes a los dreadlocks, pero su tamaño es mucho más pequeño, pues mientras los Komodor llegan a pesar hasta 80 kg, el puli apenas alcanza los 15 kg.

Chow chow

Otro perro con un pelaje muy denso es la de los Chow chow, una raza originaria de China, pero que no entra en la lista de las razas de perros más raras por su pelaje, sino por su lengua de una coloración muy particular, pues gracias a un gen dominante, los representantes de esta raza presentan una lengua negra-azulada o negra-púrpura.

Otra particularidad de esta especie es su forma de andar, la cual difiere de la de otras razas de perros porque pareciera que lo hace sobre zancos, esto ocurre porque presenta unas patas traseras muy rectas, que carecen de ángulos.

Basenji

Los perros basenjis son originarios de África, considerados por los investigadores como una raza muy primitiva, que al contrario que el resto de las razas existentes actualmente, no es descendiente directo del lobo, sino que deriva de una especie más antigua.

Aparte de su origen hay otras particularidades que permiten incluir al basenji entre las razas de perros más rara, la principal de ellas es el hecho que es un perro que no ladra, sino que emite vocalizaciones similares a un canto. Y otra rareza de los perros de esta raza es que se asean empleando la lengua, al igual que lo hacen los gatos.

Affenpinscher

Affenpinscher es considerada una de las razas caninas más raras del mundo por su apariencia. Los representantes de esta raza tienen una cabeza gruesa y un hocico proporcionalmente corto, con unos pelos negros que se mantienen erizados y que lo hacen asemejarse a un mono, de allí su nombre, que en alemán significa “pinscher mono” o “perro mono”. Esta raza, originaria de Alemania, surgió por primera vez hace más de 400 años.

Grifón de Bruselas

El grifón de Bruselas es originario de la ciudad de Bruselas, Bélgica. Su cabeza proporcionalmente grande, su hocico corto que le da apariencia de tener un rostro achatado y el pelaje de su cara, lo acreditan como una de las razas de perros más raras que recuerda a Chewbacca, el personaje de la conocida saga de ciencia ficción la Guerra de las Galaxias (Star Wars).

Shar Pei, el líder entre las razas de perros más raras

El Shar Pei es originario de China, fue seleccionado en 1978 como la primera entre las razas de perros más raras por el Libro Guinness de los Records. Los representantes de esta raza, cuando son cachorros parecen cubiertos por una piel varias tallas mayores a la que realmente les correspondería, pero a medida que crecen pareciera que se les va ajustando y las arrugas de su piel se van alisando.

Esta piel presenta una predisposición genética a sufrir una enfermedad denominada mucinosis cutánea, debido a depósitos de ácido hialurónico asociados con altos niveles de este compuesto en el suero.

Referencias

  • Y. Oğrak1, A. Yoldaş, M. Urosevic & D. Drobnjak (2014).
  • G. Zanna, D. Fondevila, M. Bardagí, M. J. Docampo, A. Bassols & L. Ferrer (2008).
  • Pet Medical Center (2016).
  • E. Ostrader (2007).