Estás aquí: Inicio » Todo sobre perros » Qué hacer con un perro abandonado para cambiar su vida para siempre

Qué hacer con un perro abandonado para cambiar su vida para siempre

Qué hacer con un perro abandonado
Qué hacer con un perro abandonado
Municipalidad Antofagasta/CC BY-SA 2.0

Si te encuentras con un perro perdido o abandonado, debes tomar en cuenta que ese animal está pasando por un momento traumático, por lo que el estrés probablemente lo torne huidizo, desconfiado o incluso agresivo.

A los efectos de terminar con el suplicio de la que una vez fuera la mascota de alguien, te contamos qué hacer con un perro abandonado.

Qué hacer con un perro abandonado – primeros pasos para acercarte

Lo primero que hacer con un perro abandonado es intentar ganarnos su confianza para acercarnos a él. Para ello, los consejos que no fallan son:

Mostrarnos receptivos

El lenguaje corporal es entendido por todos los seres vivos y un perro abandonado no es la excepción. Si le sonríes, le hablas, palmeas tus piernas para llamarlo a tu lado y le muestras las palmas de tus manos, el perro probablemente se te acerque. O por lo menos no huya despavorido del lugar, en definitiva, es una manera de tenerlo localizado.

Hablarle suavecito

Todo lo que le digas tiene que ser en un tono suave y amigable. Recuerda que el animal está asustado y angustiado, de modo que tú nunca debes representar una amenaza para el universo de su entendimiento.

Ruidos molestos o demasiadas voces provocan que el animal se siente amenazado e intente huir del lugar.

Agacharnos

Si ves que el perro no es agresivo, colocarte en cuclillas para hablarle a la misma altura de sus ojos es una muy buena idea. Al no conocerte, puede asustarse si le hablas desde arriba. En su lenguaje la posición baja a hacia su altura funciona para llamar su atención sin atemorizarlo demasiado.

Acercarle comida y agua

Una de las mejores cosas que hacer con un perro abandonado es alimentarlo. Además de que el animalito muy probablemente esté padeciendo hambre y sed, es un acto de amor que te vincula con él.

Busca alimentos muy aromáticos, que despierten su atención, a los canes les encantan y si está hambriento es una buena opción. Es importante que antes de acercarle comida compruebes que el perro no esté intentando ser agresivo contigo, ya que en dicho caso podría morderte.

Colocarle una correa

Si todo lo demás surtió efecto, es hora de ponerle una correa a tu nueva mascota. Si no tienes una contigo y no quieres correr el riesgo de dejar al perro solo por miedo a que cruce la calle o que resulte agredido, puedes improvisar una con una prenda de vestir o con una cuerda que alguien del área pueda facilitarte.

Debes cerciorarte que se la pones correctamente sin ahogar al animal, además si se resiste a ella, procura calmarlo para que no tire, se asuste y estropee todo lo conseguido hasta el momento.

¿Y si es agresivo?

En ese caso, tanto por la seguridad del animal como de las personas que pasen a su lado, lo mejor es comunicarse con un centro de acogida o con un refugio, ya que ellos acuden al lugar al que le indiques y saben qué hacer con un perro abandonado. Sin desconoces este tipo de centro la policía puede facilitarte los teléfonos correspondiente.

Pasos a seguir una vez lo tengas

Te facilitamos algunos pasos a seguir para que sepas qué hacer con un perro abandonado:

Llevarlo a una clínica veterinaria

No solamente controlarán su salud y detectarán posibles enfermedades y te indicarán un tratamiento a seguir, sino que también determinarán si el animal cuenta con un microchip. En tal caso, se trata de un animal perdido y podrán rastrear a sus dueños para devolvérselo.

Llevarlo a un centro de acogida

Esta es una opción para que el perro no pase más tiempo en la calle. Desde allí se le puede conseguir un hogar. Además estará protegido frente a los peligros adversos que la calle le proporciona: atropellos, contagio de enfermedades, envenenamiento…

Buscarle un hogar

Puedes quedártelo unos días y anunciar en las redes sociales que tienes un perro al que conseguirle una familia que le dé mucho amor, incluso esta opción también es válida para encontrar a su propietario si es que el perro se ha perdido.

Adoptarlo

La adopción es, sin duda, la mejor de todas las opciones relacionadas con qué hacer con un perro abandonado. Si tienes un hogar chico, pero un corazón grande, quédate con él; has encontrado a alguien que te necesita. Seguro que nunca te fallará o te abandonará.