Estás aquí: Inicio » Todo sobre perros » Mi perro no quiere comer, principales razones sobre la falta de apetito

Mi perro no quiere comer, principales razones sobre la falta de apetito

Mi perro no quiere comer

Si un perro pierde su correspondiente apetito es una señal a la que debemos prestar atención, ya que esto puede ser originado por muchos factores, alguno de los cuales quizás esté relacionado con su salud. Para nosotros esta situación puede resultar muy estresante. En cualquier caso, la opinión de un veterinario será necesaria si la situación se prolonga más de un día. En las siguientes líneas abordaremos el interrogante sobre por qué mi perro no quiere comer.

¿Por qué mi perro no quiere comer?

Algunas de las razones que pueden explicar la pregunta sobre por qué mi perro no quiere comer se enumeran a continuación.

Estrés

Los perros son animales sensibles anímicamente y muchas situaciones pueden afectar su carácter. La falta de apetito quizás pueda significar que tu mascota está presentando un cuadro de ansiedad. Estas emociones estresantes también pueden provocar comportamientos destructivos y diversas enfermedades.

Indigestión

El apetito también es sensible a las indigestiones y a cualquier tipo de malestar estomacal. Es probable que la molestia le impida comer o que él prefiera no hacerlo hasta mejorar. En estos casos generalmente puede transcurrir hasta un día para volver a la normalidad. Existen otros problemas como diarreas, estreñimiento o gases, que también pueden ser la respuesta del “por qué mi perro no come”.

Consumo de fármacos

Si el perro está tomando medicamentos para tratar una enfermedad, la ausencia de apetito puede deberse a un efecto producido por alguno de esos fármacos. Muy probablemente su apetito se restablezca al dejar de consumir el medicamento, pero si la situación se prolonga puede ser realmente dañino para su salud. Por eso consultar con el veterinario es siempre muy importante.

Alimentos de baja calidad

Es común que nuestras mascotas dejen de comer debido al tipo de alimentos que le ofrecemos, en especial si es un alimento insuficiente o de mala calidad que no cumple con sus requerimientos nutricionales. Si la dieta no es adecuada, es posible que eventualmente rechacen la comida.

Enfermedades respiratorias

Cualquier enfermedad puede causar la falta de apetito. Las enfermedades del sistema respiratorio no son la excepción. La causa puede ser una gripe u otras afecciones más graves como por ejemplo una bronquitis. Por eso el hecho de que nuestra mascota no coma debe ser una señal que debemos vigilar.

Parásitos

Un perro con parásitos intestinales es muy probable que se niegue a comer. La pérdida de peso quizás pueda ser un síntoma de la presencia de esta afección. Otros pueden ser: vómitos, malestar general, parásitos en las heces y por supuesto falta de apetito.

Es importante saber que no solo los gusanos pueden infectar el sistema digestivo del perro. También las bacterias y hongos pueden minar su salud. La respuesta del aparato digestivo ante estas agresiones es la inflamación y la consecuente pérdida de apetito. El perro no puede transmitir lo que le pasa, es por eso que los dueños deben ser observadores y aprender a analizar su comportamiento.

Problemas dentales

Los tumores en la boca, las caries y cualquier afección bucal pueden desalentar al animal en la ingesta de alimentos. Quizás sienta apetito, pero el dolor le impida comer. Estas enfermedades no son poco usuales, por ejemplo, la periodontitis es una enfermedad muy común en los perros después de los dos años y sus resultados pueden ser peligrosos si no se curan a tiempo.

Vejez

Los perros con muchos años suelen ingerir menos alimentos. Esto sucede, al igual que con los humanos, por la disminución del gasto de energía y actividad física. También puede deberse a la pérdida de la vista u olfato. En estos casos no se deben cambiar de sitio su comedero ni su bebedero y quizás necesiten ser guiados hacia el alimento, que debe ser de acuerdo a su edad y condiciones.

Cualquiera de estas ideas pueden responder a tu pregunta sobre por qué mi perro no quiere comer. Es importante tener en cuenta que si la mascota pasa más de 24 horas sin ingerir alimentos es necesario ir al veterinario.