El cepillado del pelo de tu perro es una de las prácticas higiénicas a las que debes brindarle la máxima atención, porque reviste gran importancia para el bienestar y la salud de tu mascota, pero además evita la dispersión de los pelos, las suciedades y las infecciones por parásitos externos.

Importancia del pelo del perro

El pelo en el perro cumple la función fundamental de proteger la piel y esta a su vez es un órgano de gran importancia metabólica, sensorial, de protección y en la termorregulación.

El crecimiento del pelo en el perro se produce a partir de los folículos situados en la dermis o sea la capa más profunda de la piel. En cada folículo nacen dos tipos de pelo diferentes: un pelo profundo y otro protector. Por cada pelo protector hay entre 6 y 12 pelos profundos.

Los pelos profundos dan origen a lo que se conoce como manto inferior y los pelos protectores al manto superior. El manto inferior es muy fino, suave, denso y muy cercano a la piel actuando como aislante, algunos lo denominan subpelo.

Por su parte el manto superior es más largo y grueso y es lo que le confiere el aspecto exterior a nuestro perro, actúa como una capa aislante adicional y protege a la piel contra daños físicos.

De acuerdo a la raza y la genética individual variarán las características del manto canino. Así podemos encontrar perros con una o con dos capas y con pelo corto, semilargo, largo, duro y rizado

Temporadas de muda

El pelo tiene un crecimiento continuo, de ahí que la muda hay que verla como un proceso completamente normal. Por lo general los perros mudan el pelo dos veces al año, relacionadas con los cambios de temporada, una en la primavera y otra en otoño.

Hoy en día se conoce que son las horas de luz el factor más relacionado con la muda del pelo del perro y es por eso que los perros sometidos a horarios de luz artificial pueden no evidenciar nítidamente los periodos de muda.

Beneficios del cepillado canino

Como ya explicamos el pelo y la piel sufren un continuo proceso de recambio, una de las funciones del cepillado de nuestro perro es eliminar los pelos y las células muertas. Cuando se realiza adecuadamente proporciona suaves masajes a la piel por lo que contribuirá a activar la circulación sanguínea de la epidermis.

El mejor procedimiento para un buen cepillado de tu perro

El cepillado del perro hay que verlo como una práctica básica dentro de las medidas higiénicas generales de tu mascota. Pero las características del cepillado, los implementos a utilizar y la frecuencia dependerán de la raza y del tipo de pelaje que tenga tu mascota.

De forma general el mejor procedimiento para cepillar a tu perro se basa en:

Paso 1.- Colocarlo sobre un paño o una toalla y crear condiciones para que sea un momento placentero para ambos.

Paso 2.- Cuando el cepillado se corresponda con el baño efectuarlo antes del mismo.

Paso3.- Seleccionar el cepillo adecuado a las características del pelaje de tu can. El tipo de cepillo y la longitud de las cerdas variará de acuerdo al manto de tu perro, las cerdas deberán ser más largas en la medida que el pelo sea más largo.

Paso 4.- Pasa el cepillo por su lomo, patas, cabeza, cola y después por la zona torácica. Cepilla la primera vez en dirección a la disposición de los pelos y posteriormente a contrapelo. Al final volver a hacerlo en dirección al crecimiento del pelo para que quede bien peinado.

Paso 5.- Si tu perro está en muda debes cepillar penetrando en la raíz para favorecer la eliminación del pelo muerto.

Paso 6.- Siempre tu perro debe asociar el cepillado de su pelo a una experiencia favorable, a caricias, mimos, dulces palabras y gratificarlo cuando se porta bien.

Frecuencia del cepillado

Si tienes una raza de perro que requiere cepillado, lo más conveniente es efectuarlo todos los días, o cuatro veces a la semana. Es preferible dedicar 5-10 minutos diarios a cepillar a tu perro que no un mayor tiempo con una menor frecuencia. Lo anterior es beneficioso para tu mascota pero también para tí porque así ensuciará menos tu hogar.

La frecuencia la determinará el propio pelaje del perro, si es un can con tendencias a la formación de nudos pueden ser necesarios hasta dos cepillados diarios, incluso acudir a un especialista en peluquería canina para que revise y corte el pelaje de nuestro cánido.

Algunos productos ideales para el cepillado de tu perro

Afortunadamente hoy disponemos en las tiendas para mascotas de una amplia gama de cepillos, peines, cardas y otros instrumentos que te harán más fácil la labor de cepillar a tu perro acorde a lo que demande cada tipo de pelaje.

Tienes cepillos disponibles en plásticos o metálicos con puntas romas, en otras ocasiones con pelos naturales, o manoplas para hacer más suave el cepillado.

Complementos muy útiles como las cardas grandes, medianas o pequeñas con púas metálicas suaves, otras con púas de goma. A lo anterior se suma desenredador y vaciador de pelo muerto para todo tipo de pelajes. Un aditamento para acicalar a tu perro a la medida de lo que necesite tu mascota.

Para ayudarte a seleccionar lo más apropiado para tu perro, en esta tabla podrás rápidamente orientarte y conocer más sobre todos los detalles del cepillado de perros.

Cepillado perro, la muda y accesorios para peinar cánidos