#2290

Eugenio
Participante

Las correas largas facilitan más movimiento, además suelen ser extensibles con seguros incorporado para calcular la distancia que queremos que tenga el perro. El problema es que tiene que ser muy segura, pues he conocido casos de perros que han cruzado sin querer la carretera y sufrir atropellos, bien por no manejar bien este tipo de correas o por fallar algún dispositivo. Las cortas son más fáciles de llevar.