Socialización del perro

depositphotos © eriklam

Si queremos que nuestro perro pueda relacionarse con otros animales y con los humanos, es necesario socializarlo a una edad muy temprana, de lo contrario, el perro se volverá huidizo y se asustará con facilidad ante situaciones normales de la vida cotidiana. Por otro lado, será más difícil imponerle un plan de adiestramiento. Los expertos mantienen como edad optima para la socialización, cuando son cachorros, justo antes de cumplir los tres meses de vida, con posterioridad, será más difícil llevar a cabo este tipo de tareas.

¿Qué debemos hacer para socializar al can?

  • Manejarlo a menudo, incluso en edad lactante, eso hará que refuerce los lazos de unión con los humanos y su introducción al entorno urbano será más favorable.
  • Habituarlo al ambiente: consiste en exponer al perro a todo tipos de ambientes, por ejemplo, zonas urbanas, campo, zonas con afluencia de agua, ruidos domésticos, vehículos, etc. La exposición continua y prologada a este tipo de situaciones hace que el animal se adapte al medio, con lo que conseguiremos que no tenga temor hacia esos lugares, ni adopte comportamiento de tipo agresivo frente a los mismos.
  • Socializarlo con otros perros y otras mascotas, podemos conseguirlo si desde pequeño está en contacto con otros animales, por ejemplo, si lo habituamos a estar con gatos, acabará considerándolo como uno más de su grupo, querrá jugar con él, incluso dormirán juntos. Lo mismo ocurre si le acostumbramos a estar en contacto con otros perros, no adoptará una conducta agresiva frente a ellos, incluso, aprenderá a ignorar a aquellos que no son de su manada, pero sin mostrarse violento.
  • Socializarlo con los humanos: tareas como llevarlo al veterinario, peluquería canina, dejarse manipular por niños, amigos o familiares, cepillarlo, cogerlo a menudo, etc., son ejercicios que ayudarán al perro a adquirir una conducta sociable con las personas. Si desde pequeño lo acostumbramos a viajar en automóvil, conseguiremos, sin darnos cuenta, que se adapte a una multitud de ambientes, sensaciones y ruidos cotidianos de las urbes.

Factores negativos en un perro no socializado

  • Tendencia a asustarse ante cualquier situación que desconozca.
  • Puede mostrar agresividad.
  • Resulta difícil su adiestramiento, pues tiene tendencia a huir ante situaciones que considera no agradables.
  • Dificultad en su manejo, en aquellos supuestos en que advierta la presencia de un tercero para el can desconocido.
  • El traslado con el perro es una tarea ardua y no exenta de complicaciones dada su escasa colaboración, pondrá reparos para llevarlo al veterinario o a cualquier otro lugar inusual para el cánido.
Integrar al perro en la sociedad: la socialización del can
Tu opinión importa: Valora el artículo