Cómo evitar que el perro escarbe en el jardín ¡Tiene solución!

Cómo evitar que el perro escarbe en el jardín
Al menos una vez en la vida habremos visto historias donde los perros son protagonistas. Y si eres tú quien gozas de la compañía de estas mascotas, entonces tendrás más que entendido el tema de este artículo. Perros que escarban en el jardín, la eterna historia de estos inquietos animalitos que aparentemente tienen por pasatiempo abrir hoyos por toda el área verde destinada al ornato. Pero ¿te has preguntado por qué lo hacen? ¿Cómo evitar que el perro escarbe en el jardín?

Trataremos de explicar el porqué de estas conductas en los canes y cómo evitarlas.

¿Cómo evitar que el perro escarbe en el jardín?

En forma general, hay un elemento común en la corrección de esta conducta indeseada, y es entender que ese comportamiento es parte de su naturaleza canina. Así que el deber de su amo es educarlo para que no repita la acción de escarbar en el jardín.

Estos correctivos pueden ir desde hablarle con autoridad hasta rociarlo con agua una vez que sea sorprendido en el acto. Además, recompénsalo cuando, al corregirlo, se detenga firmemente. Esto reforzará el nuevo comportamiento que estás inculcándole.

Otra buena manera de encausar este brío es tener siempre juguetes a su disposición de tal manera que la atención la mantendrá en ellos y no en el jardín. También los paseos son importantes, de esta forma gastará energía caminando y olfateando otros olores en el recorrido.

De cualquier modo, lo esencial es mantenerse atento a la conducta de tu can para no esperar a que vuelva excavar, sino detenerlo justo en el momento. Con un firme llamado de atención él irá cambiando de comportamiento.

El origen del problema: Herencia

Existen diversas teorías que explican el por qué los perros tienden a escarbar en el suelo. Bien sea descubierto o en tierra y en suelos duros, trabajados en cemento, cerámica o madera, siempre habrá un elemento común en todas las respuestas: el instinto.

Así como el uso del olfato para rastrear, la necesidad de excavar responde al instinto de resguardo, búsqueda y supervivencia de sus ancestros. Los cánidos de hoy en día mantienen esa herencia genética siendo esta una de sus conductas más marcadas. Conocer mejor su genética, a parte de aprender cómo evitar que el perro escarbe en el jardín, servirá para otras tareas que también redundarán de manera favorable en su comportamiento.

Y ¿por qué escarban en la tierra?

Las causas de esta conducta pueden responder en un primer orden a la herencia genética, como ya lo habíamos comentado, pero de allí se derivan otros aspectos más específicos, que son útiles en cuanto a cómo evitar que el perro escarbe en el jardín. Estos son:

Curiosidad: si tu can está atento a lo que haces durante el mantenimiento de jardinería, da por hecho que su único objetivo será descubrir aquello que, según él, has escondido. En este caso, lo correcto será desviar su atención hacia otras actividades.

Instinto olfativo: si el perro siente un olor atractivo en tu jardín, él excavará sin cesar hasta dar con el origen de aquel aroma que ha llamado su atención. Es una de sus más antiguas cualidades, el uso de su olfato para seguir rastros.

Juegos: si el cánido se siente aburrido, una de las maneras más comunes de distraerse es abriendo huecos en la tierra. A esto se le suma el hecho de que los canes, por cuestiones de supervivencia, entierran aquello que deben resguardar de otros depredadores. Seguramente tu perrito verá como un objeto importante un juguete o un hueso y por eso intentará mantenerlo a salvo escondiéndolo bajo tierra. Mantén sus juguetes en un solo sitio y así el sabrá que están a resguardo sin necesidad de enterrarlos.

La paciencia y corregirlo en todo momento será difícil al principio, pero pronto verás los resultados, si tienes presente nuestro artículo sobre cómo evitar que el perro escarbe en el jardín. Siguiendo estos consejos, educarás a tu perro de manera efectiva y ellos dejarán de hacer hoyos en el jardín.