Perros: información, razas, cuidados,

Bienvenido a nuestra página dedica al mundo canino, en este sitio encontrará numerosa información sobre los perros: razas de perros, fotos, sus cuidados, educación…

Los perros han jugado un papel importante como aliado del hombre, desde tiempos lejanos se adaptaron sin dificultad a la vida doméstica. Es indudable sus buenas dotes como auxiliar en muchas tareas o trabajos que desarrollan gracias a su capacidad para asimilar el aprendizaje que le trasmite su propietario a través de numerosas técnicas de adiestramiento: perros guías, policía, guardianes, caza… Como animal de compañía ha sido sin duda la mascota de elección, su promoción y difusión gracias a los clubes caninos ha dado lugar a la gran cantidad de razas existentes en la actualidad, en las que se pueden encontrar gran variedad de perros con rasgos muy peculiares en función de su casta: razas de perros pequeños, grandes, medianos, pelo largo, corto, etc.

Los perros domésticos y su evolución

Las opiniones sobre el origen de los perros siempre han sido debatidas, aunque la teoría que mayor consistencia tiene es la que se inclina en indicar como ascendiente al lobo, ya que el perro no deja de ser en cierta manera un lobo domesticado dado sus similitudes anatómicas con el canis lupus. También ha sido objeto de debate todo lo relacionado con la domesticación del perro, en esa línea muchos autores sugieren las ventajas que suponía a los perros vivir cerca de poblaciones humanas, de esa manera podían obtener alimentos, un recurso fácil que sin duda le ahorraba energía, con lo que no es de extrañar que los perros salvajes asociaran al hombre como un elemento positivo en el que su acercamiento progresivo repercutía en ventajas para estos animales.

El hombre también pudo unir lazos con los perros gracias a que su presencia en sus asentamientos le facilitaban seguridad, protección y alerta ante posibles enemigos. También llegó un momento en que la falta de hostilidad de los perros debió de ser de tal magnitud que la relación se fue estrechando hasta el punto de colaborar en trabajos para auxiliar al hombre en sus cacerías, con posterioridad se desarrollaron labores de guarda más avanzadas, no solo al propio hombre, sino a otros animales (ganado) que también albergaba en su entorno, sin olvidar su especialización en otras facetas de la época, como los perros auxiliares en las guerras o el perro de trineo, sin duda de especial relevancia como medio de transporte ante terrenos hostiles.

Los egipcios ya seleccionaban cuatro razas de perros, sin duda jugaron un papel fundamental, como así lo avalan las innumerables obras plasmada en su arte, incluso el mismo Anubis, dios de la muerte se le asocia con la cabeza en forma de perro, al igual que ocurría con los gatos, el maltrato de los perros llevaba aparejado como castigo la pena capital, de hecho los perros eran momificados y enterrados junto a su amo para acompañarle en su último viaje.

En Grecia, con independencia de plasmar al perro en la pintura, sin duda la literatura tuvo también especial dedicación a este querido animal personificado en algunas obras del poeta Homero. Xenofonte escribía sobre los cánidos y sus cualidades en la caza, incluso Aristóteles llegó a publicar una clasificación de razas caninas.

En Roma la afición por estos animales era sin duda su gran valor como perros auxiliares en sus guerras púnicas, de hecho los perros molosos romanos contribuyeron a la creación de otras razas caninas. Durante esa época existió el cargo de procurator cinofilis, su función principal era llevar a Roma los perros más valiosos presentes en sus provincias.

La Edad Media es considerada como la edad de oro de las razas caninas, fueron muy protegidos, incluso el maltrato a un perro llevaba aparejada penas frente a su maltratador. Durante esa época, la afición por la caza cobraba especial importancia y dado las grandes extensiones de terrenos existentes, los perros facilitaban el trabajo en las jornadas de cacería. La nobleza y aristocracia tenían gran estima hacia estos animales. Surgieron obras relacionadas con el arte de la caza, incluso ciertos textos con recetas y otras artes medicinales para la cura de estos animales.

Durante el siglo XIX existieron muchos autores afanados por confeccionar textos relacionados con clasificaciones caninas, bien en función de las aptitudes que presentaba cada grupo de perros, como así estableció el propio Corvenin, o bien a tendiendo a criterios de tipos morfológicos como la propulsada por Cuvier y perfeccionada por Pierre Mégnin, clasificación que actualmente sigue teniendo valor desde el punto de vista del estándar que debe presentar cada raza, básicamente y a modo de cita exponemos la clasificación morfológica de Mégnin: Perros lupoides, bracoides, molosoides y graioides.

Durante el sigo XX tanto en Francia como en Inglaterra cobró especial importancia las peleas o combates entre perros. Quizás una moda empañada de horror, ya que en la mayoría de las ocasiones el final del combate llevaba aparejada la muerte del perro perdedor. Durante esa época comenzaron las primeras exposiciones caninas, por lo que arte cinófilo comenzó a cobrar especial importancia.

Tanto en la Segunda como en la Primera Guerra Mundial los perros también tuvieron gran protagonismo, especializándose en numerosas tareas: vigilancia, rastreo, guardia, mensajero, etc. Sin duda ciertos trabajos de especialización que incrementarían los estudios relacionados con el adiestramiento canino.

Perros y Clasificación o grupos

Concepto de raza canina

Hablar de raza canina supone introducirnos en el mundo de la gran variedad de perros existentes hoy en día, desde antaño ya existía selección y rasgos morfológicos bastantes dispares entre grupos de perros, muchos de ellos extintos en la actualidad.

Definir una raza canina, su concepto, obedece a la determinación ciertos caracteres morfológicos inherentes en un determinada raza de perros en cuestión, con independencia de su morfología, existen también otros rasgos distintivos como es el caso de su carácter o comportamiento. La raza debe ser reconocida oficialmente por las correspondientes asociaciones caninas, ya que ello supone la creación de un estándar, es decir, los caracteres que el perro debe presentar para ser considerado como de pura raza. Todo ello tiene importante repercusión desde el punto de vista de las exposiciones caninas, en el que los criadores, en función de la raza de perro que cultiva, pueden participar en eventos y el ganador podrá optar a los determinados títulos de vencedor, tanto a nivel nacional, como desde el punto de vista internacional.

Una vez que existen razas de perros legalmente constituidas, también podrán crearse los correspondientes pedigrees, es decir, el árbol genealógico o ancestros de los que desciende e cánido, inclusive surge también el concepto de líneas, es decir, que una misma raza pueda comprender determinadas variaciones en su fenotipo de acuerdo con la selección realizada por el criador, de hecho en muchas ocasiones es fácil, tras observar a un perro, saber de qué criador procede sin necesidad de recurrir al pedigree.

¿El pedigree es importante?

Adquirir un perro de raza supone un coste, en muchas ocasiones bastante elevado, por lo que tener el pedigree es fundamental, de esa manera el propietario puede acreditar la pureza de la raza, puede reproducir y, a su vez, obtener el correspondiente pedigree de la descendencia. Ello no quiere decir que existan perros sin pedigree o aquellos que no sean de pura raza, sin duda también se merecen respecto y admiración, incluso el cariño que proporcionarán a su amo es en cierta medida un carácter innato en la mayoría de todos los perros domésticos.

¿Qué es un grupo o categoría?

Las asociaciones caninas ordenan a los perros en grupos, es decir, los cánidos se ordenan con las aptitudes o cualidades que presentan cada grupo de perros amén de su correspondiente morfología, por lo que un grupo puede comprender varias razas de perros; por ejemplo, según FCI (Federation Cynologique Internationale), en el Grupo 9 se ordenan los denominados “Perros de Compañía”, a su vez existen secciones en las que se refleja la raza en cuestión: Sección 1 perros bichons; sección 2, perros cachiches, etc.

La categoría hace referencia a un concepto más amplio, es decir, reúne a determinados grupos de perros, todo depende de la asociación canina y la forma de organización de las correspondientes razas aceptadas.

¿Qué es una variedad?

La variedad hace referencia a la presencia de color, tamaño o pelaje que puede darse en una determinada raza canina, por ejemplo, un caniche admite varios colores, a su vez existen diferentes tamaños (toy, pequeño, mediano o grande). Un braco de weimar puede tener pelaje corto, aunque también existe la variedad del pelo largo.

Perros desde el punto de vista de la zoología

Desde el punto de vista zoológico, las razas de perros carecen de valor taxonómico, todas son consideradas integrantes en el orden de los carnívoros (Carnivora) , familia de los cánidos (Canidae), género Canis, especie Canis lupus y subespecie Canis lupus familiaris.

En definitiva, todos los perros, tanto de pura raza o los comunes, es decir, aquellos frutos de cruzamiento entre distintas razas estarían integrados en la misma clasificación taxonómica, por consiguiente, todos son catalogados como Canis lupus familiaris.

Sin olvidar que sus ancestros también se acercan a animales extintos e integrados en el género Canis, que a parte de los perros engloba también a otros cánidos como el lobo, zorro o el chacal, de hecho existen hallazgos o fósiles en Europa en el que quizás uno de los cánidos prehistóricos más emparentados con los lobos fue el Xenocyon falconeri, mamífero carnívoro con aspecto de lobo, aunque de proporciones más grandes, este animal prehistórico vivió desde finales del Plioceno y comienzos de Pleistoceno.

Los perros en la actualidad

En los últimos tiempos cobra especial importancia los perros como mascotas, su interacción con el hombre ha estrechado lazos de unión hasta considerarlo como un miembro más del hogar familiar, todo ello ha supuesto una revolución, tanto en la industria como en los propios profesionales que ofrecen sus servicios para dotar de mejores condiciones de vida a este entrañable animal. La industria ha desarrollado multitud de accesorios y productos, alimentación, medicamentos; profesionales de la salud animal o veterinarios se especializan en esta mascota, adiestradores caninos, peluquerías caninas, etc., sin duda un campo muy amplio dada la importancia y estima que se tiene al perro doméstico en la actualidad. Sin olvidar que también sigue desarrollando trabajos auxiliares en provecho de nuestra sociedad, incluso existen técnicas terapéuticas en el que el perro juega un papel importante en la aplicación de tratamientos curativos de personas enfermas.